Menú Buscar
La Guardia Civil intercepta 100.000 carteles de propaganda del 1-O

La Guardia Civil intercepta 100.000 carteles de propaganda del 1-O

Los agentes intervienen la publicidad del referéndum ilegal durante el registro de una imprenta de la empresa Marc Martí en Barcelona

3 min

La Guardia Civil ha intervenido este viernes por la tarde 100.000 carteles de propaganda del referéndum secesionista ilegal encargados por la Generalitat en una imprenta del barrio del Poblenou de Barcelona.

El material estaba almacenado en unas naves de la empresa Marc Martí, vinculada a un publicista que estuvo imputado en el caso del Palau de la Música y que era proveedor habitual de CDC.

Según fuentes cercanas a la investigación, entre la "importante cantidad" de material intervenido, que rondaría la tonelada y media de peso, figuran carteles publicitarios del referéndum en los que aparece el logo de la Generalitat de Cataluña, así como otros en los que expresamente se invita a votar sí el próximo día 1 de octubre.

Tras varias horas de registro, la Guardia Civil se ha llevado en tres furgonetas varias cajas con el material incautado.

"Palés ocultos a la vista"

El Ministerio del Interior ha explicado en un comunicado que la intervención policial se ha dilatado durante algunas horas porque algunos de los efectos intervenidos se encontraban "en palés ocultos a la vista" y "convenientemente disimulados para dificultar su localización".

La investigación continúa abierta y no se descartan nuevos registros.

carteles incautados

Varios registros

Esta es una de las operaciones llevadas a cabo por la Guardia Civil en las últimas horas en busca de material relacionado con el 1-O, suspendido por el Tribunal Constitucional.

Este mismo viernes, agentes del Instituto Armado también han realizado registros en imprentas de L'Hospitalet de Llobregat, Badalona y Sant Feliu de Llobregat (Barcelona), mientras que la semana pasada hubo un registro en una empresa de artes gráficas en Constantí (Tarragona).

Protestas

En algunos casos, grupos de independentistas se han concentrado a las puertas de las empresas para protestar por los registros, con gritos de "votaremos" y "fuera las fuerzas de ocupación".

En Sant Feliu, la actuación policial ha durado más de tres horas y ha contado con la participación de una decena de vehículos policiales y numerosos agentes. Allí han acudido la alcaldesa accidental de Sant Feliu de Llobregat, Lidia Muñoz, y el diputado de ERC en el Congreso Joan Tardà.

Poco antes de finalizar el registro, los Mossos d'Esquadra han desplegado un dispositivo de agentes antidisturbios en los accesos al recinto industrial para separar a los manifestantes de los vehículos de la Guardia Civil durante su salida.