Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El Canal d'Urgell es una de las infraestructuras de regadío más importantes de Cataluña / VIQUIPEDIA

El Govern se olvida de su principal canal de regadío para los fondos europeos

La comunidad de regantes se reúne directamente con el ministerio para conocer los Next Generation mientras la gestión catalana se ve lastrada por el vacío de gobierno y la pugna independentista

6 min

Una de las consecuencias más graves del bloqueo institucional generado por un Govern interino es la falta de interlocución con los sectores empresariales interesados en participar en los proyectos susceptibles de ser subvencionados con los fondos europeos Next Generation. Entre ellos se encuentra la comunidad de regantes que no solo sufre esa falta de comunicación, sino también la torpezas de una Generalitat lastrada por las pugnas entre Junts per Catalunya (JxCat) y ERC.

Según ha podido saber Crónica Global, el Ejecutivo autonómico se olvidó de incluir en la lista de obras de modernización de los regadíos catalanes, entre las candidatas a tener financiación europea, la infraestructura más importante: el Canal d’Urgell. Ha sido el Gobierno español el que la ha añadido en su propuesta a la Comisión. Ante esta situación de descontrol, el Ministerio de Agricultura ha organizado para mañana lunes una reunión con las comunidades regantes de Cataluña con la finalidad de conocer sus proyectos y encajarlos en la partida de Fondos Europeos reservada en los Presupuestos Generales del Estado de 2021.

 

 

Imágenes del Canal d’Urgell, la infraestructura olvidada por la Generalitat para las obras de modernización de regadíos / JOSEP RIUS FARRÉ

La pugna entre Aragonès y Tremosa

El Govern reclama desde hace meses un papel más relevante en la gestión de los Next Generation, aunque la última palabra en la selección de proyectos la tiene el Gobierno. Pero Cataluña lleva siete meses con un Ejecutivo autonómico interino donde el consejero de Empresa, Ramon Tremosa (JxCat) y el vicepresidente económico, Pere Aragonès (ERC), apenas se dirigen la palabra.

Pere Aragonès y Ramon Tremosa son los responsables de la gestión de las ayudas europeas por parte del Govern / EP (FOTOMONTAJE CG)
Pere Aragonès y Ramon Tremosa son los responsables de la gestión de las ayudas europeas por parte del Govern / EP (FOTOMONTAJE CG)

Eso provoca que las empresas interesadas en esas ayudas no sepan a quién dirigirse. Y cuando lo hacen, su confusión aumenta, pues muchas de ellas desconocen que, en realidad, estas ayudas para la reconstrucción postCovid están destinadas a cambiar el modelo productivo, no a salvar empresas deficitarias. A esta situación se añade la ruptura de puentes entre el Govern independentista, cuyos socios están en proceso de negociación para formar un nuevo Ejecutivo, y Moncloa.

De ahí que, tal como publicó este medio, las empresas con más recursos decidan puentear a la Generalitat y acudir directamente al Ejecutivo español.

Precipitación

Dentro de los 27 proyectos que el Govern presentó en febrero para optar a los fondos Next Generation se encuentra la racionalización del uso del agua. Está dividido en tres subproyectos, entre los que se encuentra la modernización de los principales regadíos de Cataluña para “permitir un uso más eficiente del agua, adaptar los cultivos al cambio climático y mejorar las condiciones socioeconómicas en las explotaciones”.

Teresa Jordà, consejera de Agricultura / EP
Teresa Jordà, consejera de Agricultura / EP

Tanto la Generalitat como las comunidades de regantes son “actores implicados en la definición y ejecución del proyecto”. Pero el Govern, según explican fuentes de este sector económico, “aglutinó en una sola propuesta todas las obras de modernización y se dejó la más importante, la del Canal d’Urgell”. Un proyecto eternamente retrasado en Cataluña y que Baldiri Ros, presidente de la patronal Institut Agrícola Català de Sant Isidreconsidera “obra fundamental para dotar de regadío e impulsar la agricultura de futuro”. Las mismas fuentes denuncian la precipitación y la indefinición con la que la Generalitat presentó esos 27 proyectos.

La zona agrícola con mayor potencial

El Gobierno sí ha incluido el Canal d'Urgell en la propuesta, al considerar que reúne las condiciones requeridas. De hecho, el ministro de Agricultura, Luis Planas, lo visitó el pasado febrero. El Canal de Urgell riega una superficie de 70.000 hectáreas en cinco comarcas: Urgell, Pla d’Urgell, La Noguera, el Segrià y Les Garrigues. Fue inaugurado en 1862, hace 158 años, y lleva agua a la zona agrícola con mayor potencial en Cataluña. 

Por ello, y tras conocer los proyectos de las comunidades regantes, temerosas de que puedan perder las ayudas europeas ante el retraso acumulado, el presidente de la SEIASA (Sociedad Mercantil Estatal de Infraestructuras Agrarias, dependiente del Ministerio de Agrocultura), Francisco Rodríguez Mulero, se desplazará este lunes a Lleida con la finalidad de mantener reuniones con representantes de diferentes comunidades de regantes de la provincia para conocer los detalles de los proyectos de modernización de regadíos que podrían optar a los fondos europeos del programa de Recuperación, Resiliencia y Transformación del Gobierno. A la reunión asistirá el subdelegado del Gobierno en Lleida, José Crespín.