Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, junto a su vicepresidente, Jordi Puigneró, quienes se reunirán por separado con la ANC / EFE

Más división: el Govern se reúne por separado con la ANC

El vicepresidente de la Generalitat, Jordi Puigneró, convoca a la presidenta de la entidad, Dolors Feliu, en paralelo y mantiene la desunión entre los socios

4 min

Sigue la división en el seno del Govern tras la Diada con más discrepancias entre los socios. Este martes, el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, se reunirá a partir de las 16.30 con los líderes de Òmnium Cultural, ANC y la Associació de Municipis per la Independència (AMI). Lo hará acompañado por la consellera de la Presidencia, Laura Vilagrà, pero sin la presencia de miembros de Junts. Es más, los socios se verán por separado con las entidades.

De hecho, el vicepresidente y conseller de Políticas Digitales, Jordi Puigneró (Junts), se verá poco antes con la líder de la ANC, Dolors Feliu. La sintonía entre los neoconvergentes y la entidad ha crecido después de que Aragonès rechazase participar en la manifestación de la Diada. Un día en el que se visualizó un independentismo más dividido que nunca

Dolors Feliu, presidenta de la ANC / EP
Dolors Feliu, presidenta de la ANC / EP

"Dos reuniones diferentes"

Desde el Govern, la portavoz Patrícia Plaja ha quitado hierro a estas convocatorias paralelas: "Son dos reuniones diferentes. La primera forma parte de la agenda propia del presidente y la segunda es privada del vicepresidente Puigneró". Asegura que la intención del president es que sea un encuentro "en positivo", en el que se expliquen "los pasos que se están dando para avanzar hacia la independencia y, a la vez, para escuchar las propuestas concretas de la entidad".

La cita se produce días después de que la dirigente de la ANC pidiese "elecciones o independencia", tras el plantón del president a su manifestación. Unas declaraciones que ya tienen respuesta: "No habrá elecciones y seguimos trabajando para avanzar hacia la independencia", ha advertido Plaja, que ha remarcado que la política es "negociar, ampliar consensos y sumar complicidades". Lo que se puede entender como una justificación a la mesa del diálogo con el Gobierno de España. 

"Las elecciones no son una opción para este Govern. Los ciudadanos necesitan estabilidad, sobre todo en el contexto actual", ha agregado. 

Techo de gasto para 2023

Y precisamente en esta situación de crisis económica, el conseller de Economía Jaume Giró ha anunciado el techo de gasto fijado para los próximos presupuestos de la Generalitat: 33.113 millones de euros. Para poder tirar adelante las cuentas, el consejero ha reclamado "responsabilidad y generosidad" a los partidos de la oposición, especialmente a la CUP, PSC y comunes.

Hoy por hoy, siguen las negociaciones con las formaciones: "Con unas será más fácil que con otras, pero la voluntad es tener los apoyos suficientes y con la mayoría necesaria para aprobar estos presupuestos antes de Navidad". Si tienen luz verde, entrarán en vigor el 1 de enero de 2023.

Según el conseller, las cifras permitirán hacer unos presupuestos "expansivos, que crecerán como hace mucho tiempo que no crecían", y que permitirán dar respuesta a la crisis económica y social, a la inflación y al incremento de los tipos de interés.