Menú Buscar
El presidente de la Generalitat, Quim Torra (d), junto al vicepresidente, Pere Aragonès (i), en el Parlamento catalán / EFE

El Gobierno recurrirá ante el TC la reprobación del Rey en el Parlament

La vicepresidenta Calvo dice que la actuación carece de sentido desde el punto de vista jurídico pero "tiene que tener una respuesta política"

16.10.2018 12:27 h.
3 min

El Gobierno propondrá presentar ante el Tribunal Constitucional un recurso contra la resolución que reprobaba al Rey en el Parlament de Cataluña. Este recurso fue presentado por iniciativa de Catalunya En Comú Podem y en ella se reclamaba el fin de la Monarquía. El recurso se propondrá este viernes en el Consejo de Ministros. La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha declarado que la medida tomada por el parlamento catalán "no tiene ningún sentido desde el punto de vista jurídico". Sin embargo, asegura que "tiene que tener una respuesta política".

La número dos del Ejecutivo de Pedro Sánchez se ha posicionado diametralmente en contra de esta medida y ha apuntado que "un Parlamento autonómico no puede intentar trazar la forma de Estado de este país". El Gobierno considera que la medida es "inadmisible" y por ello anunció que llevaría a cabo medidas políticas ante una iniciativa "producto de la deriva de los grupos independentistas" en el Parlament, con el apoyo de otra de las formaciones políticas de la región. Se refieren a los comuns, que en realidad no se definen como secesionistas. 

Dos propuestas

La resolución fue presentada dos veces en la cámara catalana. La primera se presentó en la sesión de Debate de Política General celebrado en el pleno del Parlament el 9 de octubre. Los impulsores en esta ocasión fueron Junts per Catalunya (JxCat) y la CUP. En esta ocasión Esquerra Republicana (ERC) se quedó fuera de la negociación por diferencias en la redacción de la resolución. 

El texto se centraba en reprobar las palabras de Felipe VI tras los acontecimientos del 1-O. Los independentistas consideran que sus palabras reforzaron "la violencia policial contra las catalanas y los catalanes que querían ejercer su derecho al voto" y que su propuesta no era más que el reflejo de "la existencia de una amplia mayoría de catalanes y catalanas contrarios a la monarquía y exige su abolición".

Varios textos, misma finalidad

A pesar de no haber participado en la iniciativa, ERC votó a favor de esta propuesta. No así En Comú, que alegaba que el texto reivindicaba la independencia de Cataluña y esto contradice su apuesta por un referéndum pactado.

Dos jornadas más tarde, el 11 de octubre, los comunes propusieron un nuevo texto con la misma intención que el impulsado por el Govern, pero si en cariz secesionista. En esta ocasión tanto JxCat como ERC votaron a favor, por lo que la propuesta fue aprovada con 69 votos. Los radicales independentistas se abstuvieron.