Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una reciente intervención en la Unión Europea / EP

El Gobierno aprueba rebajas de hasta el 50% en el precio del transporte público

El nuevo plan anticrisis incluye descuentos en los abonos mensuales de Renfe y en los títulos prestados por las comunidades autónomas

5 min

Ya es oficial. El nuevo plan anticrisis del Gobierno incluye rebajas notables sobre los precios del transporte público. Los descuentos se aplicarán entre el 1 de septiembre y el 31 de diciembre y sucederán al anterior paquete de ayudas por la guerra de Ucrania.

En concreto, el Consejo de Ministros ha aprobado por decreto ley una reducción del 50% de todos los abonos mensuales de ámbito estatal, como Renfe, y otro descuento de un 30% en los títulos de las comunidades autónomas y de entidades locales. Ambas medidas pretenden fomentar el uso del transporte público y compensar el encarecimiento de los combustibles fósiles registrado por el conflicto en el este.

El Gobierno toma la delantera

El paquete de ayudas se ha adelantado a las actuaciones de la Generalitat de Cataluña, que tiene transferidas las competencias en esta materia y gestiona Rodalies de Catalunya y Ferrocarrils de la Generalitat (FGC). El texto deja en manos de las comunidades la bonificación de los abonos autonómicos hasta un 50%, puesto que el Ejecutivo solo carga con el coste de la rebaja hasta el 30%.

Por el momento, el Govern no ha detallado si compensará el 20% de descuento restante. Cabe recordar que este 2022 todas las tarifas autonómicas de transporte público quedaron congeladas por decisión de la Generalitat; si bien esta medida fue previa al estallido de las hostilidades en Ucrania.

¿Cuánto costará la T-Usual?

Con estas medidas, el Gobierno también se ha avanzado a las decisiones de otras entidades como el consorcio de movilidad Autoridad del Transporte Metropolitano (ATM), que gestiona el tranvía TRAM y la red interurbana de autobuses de la región metropolitana de Barcelona, y Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), que asume la dirección del metro y los autobuses de la capital catalana.

En la Ciudad Condal, la T-Usual y la T-Casual, los dos títulos de transporte más utilizados, caerían a 20 euros y 5,70 euros, respectivamente. La ATM podría rebajar el coste de la T-Casual (10 viajes) de una zona a 5,70 euros de los 11,35 euros actuales; y el de la T-Usual (viajes ilimitados durante un mes) de una zona de 40 euros a 20 euros.. 

Un tren de Rodalies de Cataluña / RENFE
Un tren de Rodalies de Cataluña / RENFE

A vueltas con la financiación

Los descuentos anunciados este sábado por el Gobierno, que llegan tras arduas horas de negociación entre PSOE y Podemos, inciden sobre el debate de la financiación de las redes de transporte público. En las últimas semanas, la Generalitat de Cataluña ha vuelto a reprochar al Ejecutivo la supuesta falta de ejecución presupuestaria en las infraestructuras regionales, pero tampoco ha mostrado ningún plan propio de inversión.

No obstante las protestas, y como publicó Crónica Globalla media de ejecución en la comunidad catalana calca la del resto de autonomías si se estudian las cifras desde 2015. En cualquier caso, la pugna sobre los recursos necesarios para sufragar los convoyes de cercanías se ha convertido en un clásico de las comisiones bilaterales entre la Generalitat y la Administración central.

Sin avances

En el último encuentro, celebrado en noviembre de 2021, ambas partes salieron de la reunión con versiones contradictorias. Por su lado, la Generalitat volvió a reclamar la materialización de los 3.500 millones de la disposición adicional tercera del Estatuto, así como una hoja de ruta para el traspaso total de Rodalies.

Por el contrario, el Gobierno limitó los avances sobre el traspaso de la gestión a la creación de un mero grupo de trabajo. Lo que sí aceptó el Ejecutivo es la transferencia anual de 300 millones de euros correspondientes al déficit tarifario de Rodalies. En este contexto, el decreto ley del Consejo de Ministros aliviará el bolsillo de los usuarios de unos medios de transporte que han recuperado buena parte de su afluencia tras la peor etapa de la pandemia.