Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Actor de doblaje en una sala / EUROPA PRESS

La Generalitat gasta 15,7 millones en el doblaje al catalán de TV3

Las condiciones del contrato difieren sensiblemente de las del concurso convocado en 2019 y se adaptan a las reivindicaciones del sector, que había denunciado precarización laboral

4 min

La Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) gastará 15,7 millones de euros en doblaje en los próximos dos años. El ente que gestiona TV3 y Catalunya Ràdio ha adjudicado esta labor a seis empresas en un concurso cuyas condiciones se adaptan a las reivindicaciones de un sector que denunció precarización. Pero el presupuesto destinado --la CCMA la financia la Generalitat-- se ha disparado en esta convocatoria.

Así, el pasado martes, la CCMA anunció la adjudicación a las empresas Galletly, CYO Globalmedia, SDI Media Iberia, Sonilab Studios, Takemaker Media y VSI Sonygraf la contratación del servicio de producción de un máximo de 1.200 horas anuales de doblaje en catalán. El valor estimado del contrato es de 15,7 millones, pues la duración es de un año, prorrogable por otro más. Las condiciones de este concurso difieren sensiblemente del convocado en 2019 por el mismo motivo y se adaptan a las reivindicaciones del sector.

Tal como publicó Crónica Global, los profesionales del doblaje acusaron a TV3 de maltratar el catalán, promover la desafección hacia esta lengua y reventar el convenio del sector con unas licitaciones que primaban el criterio económico sobre la calidad del producto. Incluso amenazaron con convocar una huelga.

Amenaza de huelga del doblaje en catalán en TV3 / CRÓNICA GLOBAL
Amenaza de huelga del doblaje en catalán en TV3 / CRÓNICA GLOBAL

En 2019, el único criterio de valoración era la oferta económica que hicieron las cinco empresas que, finalmente, fueron contratadas. En esta ocasión, la oferta económica supone un 40%, mientras que los criterios lingüísticos y artísticos (calidad) ascienden a un 60%.

Reparto de horas

El reparto de las horas de doblaje también es más sostenible: de esas 1.200 horas, las tres primeras empresas asumirán un 20% cada una, la cuarta y la quinta, un 15% cada una y la sexta, un 10%. Hace dos años, el reparto entre las cinco era de 30% paras dos empresas, 15% para otras dos y un 10% para la quinta.

Pero lo más llamativo es el aumento del presupuesto destinado, ya que frente a los 15,7 millones de este año, en 2019 se contemplaba un máximo de 10 millones. En noviembre de 2020, la asociación DUB, creada para proteger los derechos de los profesionales del sector del doblaje, impulsó un manifiesto en el que denunciaba su precarización.

Peor calidad

Desde el sector resumían la situación en “menos recursos humanospeores recursos técnicos e incumplimiento del convenio”. Hasta el punto de que “un mismo actor cubre distintos personajes, por lo que su voz se repite más a menudo, por ejemplo--, tienen menor experiencia y también están menos capacitados, dado que los profesionales de toda la vida se niegan a trabajar en estas condiciones”.

Ejemplo de esa reducción de la calidad fue la serie Altsasu, cuyo doblaje al catalán fue muy criticado.