Menú Buscar

El fracaso de las 'profecías' sobre la independencia de Cataluña

Políticos, periodistas, activistas y personajes de todo tipo llevan años apuntando distintas fechas para la secesión sin demasiado éxito

El fracaso de las profecías sobre la independencia de Cataluña / CG
02.01.2019 00:00 h.
15 min

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, aseguró en su discurso de fin de año de este domingo que 2019 será el año en que se realizará “el mandato democrático de la libertad” y se conseguirá “tumbar los muros de la opresión”, en referencia a que Cataluña alcanzará la independencia. “Estemos preparados para el año de la libertad, que ya se acerca”, concluyó.

Lo cierto es que en los últimos tiempos han sido muchos los pronósticos de políticos, periodistas, activistas y personajes de todo tipo que auguraban que la secesión de Cataluña era imparable e inminente. Ninguna de esas predicciones se ha cumplido, aunque sí han sido utilizadas para implementar la táctica del palo y la zanahoria con el objetivo de generar esperanza en las filas indepes y mantener un alto nivel de movilización. ¿Cuáles han sido los vaticinios más destacados durante los años del procés?

Vila d’Abadal, en 2012: “En dos o tres años”

Uno de los primeros políticos que se atrevió a fijar una fecha para la separación de Cataluña del resto de España fue Josep Maria Vila d’Abadal en 2012. El entonces alcalde de Vic, dirigente de UDC e impulsor de la Associació de Municipis per la Independència (AMI) lo tenía claro: la independencia de Cataluña llegaría “en dos o tres años”.

Siete años después, su predicción ni se ha cumplido ni parece que vaya a hacerlo próximamente. En este tiempo, Vida d’Abadal ha dejado UDC, ha creado la plataforma independentista Moviment Demòcrata Català (MDC), se ha unido a Demòcrates de Catalunya --que se presentó a las autonómicas de 2017 en las listas de ERC-- y, recientemente, tras admitir “el mal resultado del proyecto”, se ha desvinculado de Demòcrates.

Cardús, en 2012: en cuatro o cinco años

El sociólogo Salvador Cardús, uno de los ideólogos más influyentes del independentismo catalán, auguraba en una entrevista en agosto de 2012 que la secesión llegaría tras un proceso “en un plazo no superior a dos años” que culminaría con “un momento de ruptura política fuerte” y al que sucedería otro proceso que “puede durar dos o tres [años] más”.

El exdecano de la Facultad de Ciencias Políticas y de Sociología de la UAB y exmiembro del Consell Assessor per a la Transició Nacional (CATN), además, apuntaba al president Artur Mas como el político que lideraría el camino de la ruptura con el resto de España.

Partal, en 2013: “Un palmo”

El director de Vilaweb, Vicent Partal, en abril de 2013, durante la presentación de su libro A un palmo de la independencia, rebajó sus previsiones para llegar a la República catalana desde el “palmo” del título de su obra a tan solo “tres dedos”.

Aunque él no se atrevió a cuantificar en tiempo esa distancia, algunos de los activistas independentistas que acudieron al acto sí lo hicieron. Fueron los casos del cofundador y dirigente de la ANC Pere Pugès y de la periodista ya fallecida Patrícia Gabancho, que señalaron que la independencia sería efectiva en un año. Otros asistentes no osaron poner un plazo pero coincidieron en que la secesión estaba a “un palmo”, así lo hicieron Jordi Vilajoana (CiU), Albert Sánchez Piñol (escritor), Xavier Xirgo (El Punt Avui), Sílvia Bel (actriz), David Fernàndez (CUP), Oriol Bohigas (arquitecto), Juste de Nin (dibujante), Magda Oranich (abogada), Celdoni Fonoll (cantante), Lloll Beltran (actriz), Joan Rendé (periodista y escritor), Bernat Gasull (escritor y fundador de Plataforma per la Llengua), Martí Estruch (exdelegado de la Generalitat en Alemania) y Marc Belzunces (promotor del referéndum independentista privado de Barcelona en 2011).

ANC: abril de 2015

La Assemblea Nacional Catalana (ANC) también ha sido muy contundente a la hora de establecer una fecha para la independencia. En abril de 2014 --siete meses antes del referéndum del 9N--, con Carme Forcadell como presidenta --actualmente en prisión preventiva acusada de rebelión--, la organización aprobó una hoja de ruta que pronosticaba proclamar la independencia el 23 de abril de 2015 (día de Sant Jordi).

El plan preveía tomar “el control” de “las grandes infraestructuras y fronteras”, lo que incluía puertos, aeropuertos, la seguridad pública y las comunicaciones. La entidad despidió el año con un mensaje inequívoco a sus simpatizantes: “Feliz 2015, año de la independencia”.

Junqueras, el hombre de las mil profecías

El líder de ERC, Oriol Junqueras --hoy en prisión preventiva acusado de rebelión--, es uno de los políticos de primer nivel en Cataluña que más pronósticos ha hecho. En marzo de 2013, con él al frente, ERC ya contemplaba una declaración unilateral de independencia (DUI) para diciembre de ese año. Y en junio prometió: “Dadme 68 diputados y proclamo la independencia”, aunque cuatro años después, en octubre de 2017, dos días antes de la DUI, no se atrevió a asumir la presidencia de la Generalitat para hacerlo, tal y como le ofreció Puigdemont, pese a contar con más de los 68 diputados que pedía (62 de JxSí y 10 de la CUP).

En enero de 2015, Junqueras daba por hecho que Cataluña “ejercería” su independencia en 2016 si se lograba una mayoría secesionista en las elecciones autonómicas del 27S, que consideraba como plebiscitarias. Y en marzo, ERC, CDC, la ANC, Òmnium Cultural y la AMI acordaron proclamar la independencia 18 meses después del 27S, es decir, en marzo de 2017 --la misma fecha que prometió Gabriel Rufián para abandonar el Congreso, “ni un día más”, prometió--. Aunque en mayo Junqueras llegó a adelantar la independencia para “2016, como muy tarde”. Tras conocerse los resultados de esas plebiscitarias, el líder de ERC auguró que las siguientes elecciones serían las primeras de la República catalana.

Pere Aragonès y 'Nació Digital'

En enero de 2014, el hoy vicepresidente del Govern, Pere Aragonès --entonces, diputado de ERC--, anunció al aprobarse las cuentas de la Generalitat con el apoyo de su partido que esos serían "los últimos presupuestos autonómicos" ya que los siguientes serían "los correspondientes a un Estado propio".

Dos años antes, en septiembre de 2012, Nació Digital encabezó la pieza en la que el president Artur Mas convocaba elecciones con el titular "Últimas autonómicas". Sin embargo, ni fueron los últimos presupuestos autonómicos ni las últimas elecciones autonómicas.

Puigdemont, de 18 meses a 30 años

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, en base a la hoja de ruta acordada por partidos y entidades nacionalistas, el día de su investidura --10 de enero de 2016-- fijó la independencia en un plazo máximo de 18 meses, aunque luego no lo tuvo tan claro. La primera DUI --el 10 de octubre de 2017-- la suspendió a los pocos segundos, y la segunda --el 27 de octubre de 2017-- trató de evitarla hasta un día antes mediante una convocatoria electoral. Finalmente, huyó de España despavorido tras la proclamación del Parlament.

Un año más tarde, en septiembre de 2018, en una entrevista para el diario belga Het Belang van Limburg, flexibilizó bastante más sus predicciones y se conformó con que Cataluña sea independiente antes de “20 ó 30 años”.

Turull: verano de 2017

El exportavoz del Govern Jordi Turull fue contundente en agosto de 2016, durante un acto político con motivo de las fiestas de Gràcia de Barcelona. Entonces aseguró que Cataluña sería independiente para la siguiente edición de las fiestas, en 2017. “Anotadlo”, insistió al público allí presente.

Un año y medio después, Turull se encuentra en prisión preventiva acusado de rebelión a la espera de juicio. Y, en las dos últimas ediciones de las fiestas de Gràcia, Cataluña seguía formando parte de España.

Niño Becerra: 2018

Más curiosos han sido los pronósticos de otros futurólogos más alejados de la política. Es el caso del economista Santiago Niño Becerra, catedrático de Estructura Económica del IQS. “Creo que Cataluña será independiente en un plazo de un año”, anunció en una entrevista para Clarín en octubre de 2017.

En enero de 2018, durante una intervención en RAC1, ajustó su previsión y fijó la secesión a lo largo del año. Y en septiembre, reiteró en TV3 que veía una Cataluña independiente antes de acabar 2018.

Cotarelo, Emmerson, Assange

El catedrático de Ciencia Política y de la Administración de la UNED Ramón Cotarelo, habitual de las tertulias de TV3, indicó en una entrevista para Diari de Girona en julio pasado que la independencia llegaría entre lo que restaba de 2018 y la primera mitad de 2019. Aún le queda medio año para acertar.

Por esas fechas, el abogado británico Ben Emmerson, contratado por Puigdemont, auguró que Cataluña será un Estado independiente en 18 meses, es decir, antes de acabar 2019. Emmerson también ha defendido al fundador de Wikileaks, Julian Assange, quien el 20 de septiembre de 2017, el día del asedio a la comitiva judicial que registraba la Consejería de Economía, aseguraba que “España perdió Cataluña”.

Los astrólogos

También los videntes han conjeturado la independencia de Cataluña en los últimos tiempos. Durante la Fira Màgic de 2012, el astrólogo Jesús Gabriel predijo la secesión para 2014. Al año siguiente, la retrasó a 2017, coincidiendo con otras videntes. Mientras que en la edición de 2014, el propio Jesús Gabriel fue más flexible y estableció una horquilla de entre 2017 y 2020 para la ruptura, mientras que la vidente Rossana Marín la situó entre 2018 y 2021.

En 2014, el vidente Sandro Rey predijo la secesión “en 20 años”. En septiembre de 2015, la vidente Úrsula auguró la independencia de Cataluña para “de aquí a tres años”, es decir, en 2018. Y en diciembre de 2017, Jesús Gabriel fijó la secesión para 2020. Hace poco más de un mes, la plataforma Astròlegs per la Independència también se apuntaban a esa fecha.

Los matemáticos y Torrente

Cabe recoger también el caso de un científico y militante de ERC, Alexandre Deulofeu, quien, según explica su nieto Juli Gutiérrez Deulofeu en actos organizados por la ANC, profetizó en los años 30 del siglo pasado que Cataluña será independiente en 2029 y dominará el mundo occidental “durante los próximos 1.700 años. Para ello aplica lo que llama la técnica de “la matemática de la historia”.

Pero incluso ha habido matemáticos que se han apuntado a predecir la supuestamente inminente secesión de Cataluña. Es el caso de Joan Barceló-Soler, quien en un estudio para la Universidad de Nueva York de 2013 concluyó que lo más probable era que Cataluña se independizaría “en los próximos años”. En todo caso, se trata de unas predicciones tan acertadas como la que Santiago Segura introdujo en la quinta entrega de la saga Torrente, estrenada en 2014 y ambientada en 2018, con una Cataluña ya supuestamente independiente.

¿Quiere hacer un comentario?