Menú Buscar
La expresidenta del Parlament Carme Forcadell junto a su abogado, Andreu Van Den Eynde, a las puertas del Tribunal Supremo / EFE

Forcadell paga la fianza de 150.000 euros y saldrá de la cárcel

La defensa espera la comunicación del Supremo que ordene su puesta en libertad en la pirisión de Alcalá-Meco

2 min

Carme Forcadell abandonará la prisión de Alcalá-Meco (Madrid) en las próximas horas. El abogado de la expresidenta del Parlamento catalán, Andreu Van Den Eynde, ha depositado la fianza de 150.000 euros que exigió el jueves el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena para dejarla en libertad.

La defensa de Forcadell ha llegado a las 11.30 horas a la cárcel donde ha pasado la noche su clienta. Allí, han recibido el auto de prisión provisional para Forcadell, que ordena su puesta en libertad. La expectación ante el centro penitenciario es evidente, con un centenar de periodistas que esperan la salida de la ahora presidenta de la Diputación Permanente del Parlament. 

Auto de libertad provisional para Carme Forcadell

[Haga clic en la imagen para ver el auto]

El trámite se ha retrasado debido al pago, que ha hecho la Assemblea Nacional Catalana (ANC). Sin embargo, tiene que ser un particular y no una entidad la que deposite el dinero ante la justicia. El Supremo ya ha confirmado el pago y da la fianza por consignada. 

Tribunal Supremo

La ANC también se hará cargo de las fianzas impuestas a los exmiembros de la Mesa del Parlament --Lluís Guinó, Anna Simó, Lluís Corominas y Ramona Barrufet--, a quienes el Supremo dejó el jueves en libertad y les dio una semana para pagar 25.000 para evitar la prisión. El único para el que el juez no impuso medidas cautelares fue Joan Josep Nuet, de CSQP

Las medidas cautelares para los acusados que declararon el jueves acusados de los delitos de sedición, rebelión y malversación de caudales públicos fueron más suaves que las que dictó la Audiencia Nacional contra los ocho exconsejeros del Govern que comparecieron por los mismos delitos ante la justicia la semana pasada, enviados a prisión incondicional.