Menú Buscar
Los jueces de Fiscalía Javier Zaragoza (i) y Jaime Moreno (d), en el juicio del 'procés' / EFE

Fiscalía pide la reactivación de euroórdenes para Puig, Comín y Ponsatí

El Ministerio público sopesa reclamar la extraditación de Marta Rovira a Suiza y, por ahora, se descarta la medida para Meritxell Serret y Anna Gabriel

4 min

Fiscalía reclama la activación de varias euroórdenes para que los exconsejeros catalanes Toni Comín, Lluís Puig y Clara Ponsatí sean devueltos a territorio español. La petición de extraditación, dirigida al juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, también se valora en el caso de Marta Rovira, secretaria general del ERC y queda descartada en el caso de Meritxell Serret (ERC) y Anna Gabriel (CUP). 

Las diferentes decisiones de Fiscalía tienen mucho que ver con las diferentes penas y sanciones que el Supremo ha impuesto a los líderes del procés. El alto tribunal ha considerado fundadas las acusaciones de sedición y malversación, que recaían también sobre algunos de los anteriormente nombrados. 

Comín, Puig y Ponsatí

Sobre Comín (exconsejero de Sanidad, en Bélgica) y Ponsatí (extitular de Educación, en Escocia) se pide la entrega por presunta actividad delictiva de sedición y malversación en relación con locales dependientes de sus departamentos que habrían puesto a disposición del referéndum ilegal del 1-O.

Fiscalía asegura que cuentan con fundamentos de suficiente peso para que tanto ellos dos como Puig sean extraditados por desviar fondos públicos a la causa independentista, tal como ha ocurrido con las acusaciones a Junqueras, Romeva, Turull y Bassa

Serret y Gabriel

En el caso de la exconsejera republicana de Agricultura --que reside actualmente en Bélgica--, dicha decisión está relacionada con la condena que el Supremo ha dictado para Meritxell Borrás, Carles Mundó y Santi Vila. Los cuatro exmiembros del Govern eran acusados de desobediencia y malversación y los tres que se encontraban en prisión provisional fueron, finalmente, absueltos del segundo de estos delitos. 

El delito de desobediencia conlleva únicamente pena de inhabilitación y multa, por lo que se descarta reactivar contra ella una orden de entrega e ingreso en prisión. Algo parecido ocurriría con la lideresa de la CUP, Anna Gabriel, que únicamente está procesada por desobedecer la ley y que cuenta, además, con el hándicap de hallarse en Suiza, país en el que no se puede pedir una euroorden sino que debe activarse un procedimiento de extraditación --legalmente más complejo que el primero--. 

Marta Rovira

A Rovira también le beneficia haberse fugado a Suiza, lo que complicaría su regreso forzado a España. Además, el país helvético se ha negado siempre a entregar a las allí escondidas.

Estaba procesada por rebelión, delito que el Supremo ha descartado en su auto, por lo que la Fiscalía señala que en el caso de solicitarse su entrega sería por sedición, al igual que se ha hecho en el caso de Puigdemont.