Menú Buscar
Pere Aragonès, junto a Marta Vilalta y Gabriel Rufián, valoran los resultados del 10N / ERC

Esquerra reclama a Sánchez una “mesa de negociación” para abstenerse

Los republicanos se instalan ahora en el ‘no’ a la espera de que, por lo menos, haya un contacto formal con los socialistas en la línea de la reunión de Pedralbes

13.11.2019 11:45 h.
3 min

Esquerra Republicana desearía abstenerse en la investidura de Pedro Sánchez, tras el acuerdo sellado entre el líder del PSOE y Unidas Podemos. Pero, ¿cómo puede llegar a esa situación? La posición ahora es de firmeza y Esquerra se instala en el ‘no’, con la condición de que se produzca una “mesa de negociación y de diálogo entre iguales”,  en la línea con la reunión que se produjo en diciembre de 2018 entre el Gobierno español y el catalán en Pedralbes. Lo ha señalado el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, que ha ratificado el líder de ERC, Oriol Junqueras.

Tanto Aragonès, como Junqueras, en sendas entrevistas en Catalunya Ràdio y Rac1, han señalado que han pedido un encuentro con Pedro Sánchez para que se establezca un diálogo que pueda permitir esa investidura. Los republicanos se sienten presionados por el conjunto del independentismo y necesitan ser reconocidos como un interlocutor válido.

Votación en segunda vuelta

La posición de Sánchez, hasta ahora, ha sido la de aislar al independentismo, con la intención de acordar la investidura con otros grupos, sin necesitar ni a ERC ni a Junts per Catalunya. Sin embargo, con la posición de Ciudadanos, la única combinación posible pasa por la abstención de ERC en la segunda vuelta de la investidura.

Roger Torrent, Marta Vilalta, Pere Aragonés y Gabriel Rufián celebran los resultados electorales / EFE
Roger Torrent, Marta Vilalta, Pere Aragonés y Gabriel Rufián celebran los resultados electorales / EFE

En lo que está ahora Esquerra es en el reproche a Pedro Sánchez, al considerar que ha “abrazado el relato de Ciudadanos”, y que en el acuerdo con Podemos la referencia a Cataluña es testimonial. “Lo que hace falta es hablar, interlocutar”, porque en ese caso se estará “a favor de una salida política y democrática”, según Aragonès.

La promesa de Rufián

Para Junqueras todo pasa por esa posibilidad. Ahora Esquerra está “en el no” a Sánchez, aunque apenas hace unos meses el diputado en el Congreso, Gabriel Rufián, insistía en que por los republicanos “no quedará”, y que, en ningún caso, impedirían la formación de un gobierno “progresista”.

El equipo de Pedro Sánchez es consciente de que ese es el reto, de que el acuerdo con Unidas Podemos podría ser del todo insuficiente si, finalmente, Esquerra no se abstiene en la segunda vuelta de la investidura, a menos que el PSOE pueda convencer a los diez diputados de Ciudadanos.