Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Rueda de prensa conjunta de Carles Puigdemont, Oriol Junqueras y Elisenda Paluzié para denunciar el supuesto espionaje con Pegasus / EFE

El independentismo se une para presentarse como víctima del espionaje de Pegasus

Carles Puigdemont, Oriol Junqueras, Elisenda Paluzié y Carles Riera anuncian "una ofensiva internacional para garantizar que estos hechos no queden sin castigo"

6 min

El independentismo catalán se ha cohesionado en presentarse como una víctima sobre el supuesto espionaje con Pegasus. Si hasta ahora los partidos secesionistas aireaban sus diferencias y los choques contínuos en el Govern, este martes han querido plasmar en Bruselas su unión para denunciar haber sido víctimas del que consideran el “caso más grande de espionaje en el mundo” con este software. Se trata de un supuesto caso de vigilancia a más de 60 dirigentes independentistas, según desveló The New Yorker mediante un sistema de ciberespionaje a través del móvil que solo se vende a gobiernos. 

Tal y como reveló ese medio, fueron víctimas los expresidentes de la Generalitat Artur Mas, Carles Puigdemont, Quim Torra y Pere Aragonès, así como los dos últimos presidentes del Parlament, Roger Torrent y Laura Borràs. También representantes de Òmnium Cultural, de la ANC y familiares o amigos vinculados a personas de perfil político. Todos ellos han protagonizado una rueda de prensa conjunta en el Parlamento Europeo para anunciar "una ofensiva internacional para garantizar que estos hechos no queden sin castigo". 

Carles Puigdemont en una rueda de prensa en el Parlamento Europeo / Efe
Carles Puigdemont en una rueda de prensa en el Parlamento Europeo / Efe

Apuntan al Gobierno de España

Aunque hoy por hoy no se puede identificar quién está detrás de este "ataque", todos los presentes en la rueda de prensa han apuntado directamente al Gobierno de España --quien ya se ha desvinculado a través del Ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska--.  "El Estado ha organizado una trama criminal con dinero de fondos oscuros para atacar a un movimiento político democrático, mayoritario y legítimo", ha manifestado Carles Puigdemont, quien ha anunciado que se querellará --de forma individual y colectiva-- por este "espionaje masivo". En este sentido, ha exigido al Ejecutivo que "rinda cuentas" como principal responsable y que sus representantes se sienten "delante de los tribunales europeos". "Pediremos que se investigue a todos los órganos españoles relacionados". 

Puigdemont también ha lanzado una indirecta contra los republicanos, que de momento mantienen su apoyo al Gobierno de Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados y que siguen dispuestos a sentarse en la mesa de diálogo. "Es muy evidente que no hay diálogo. Por tanto, hay que actuar en consonancia. No se entendería que, después de ese escándalo, las cosas siguieran igual". De hecho, avisa de que "no se puede seguir confiando en un gobierno capaz de hacer esta trama criminal". También desde la ANC, Elisenda Paluzié ha sostenido que "no se dan las condiciones para la negociación". 

El apoyo de ERC al Gobierno

Por su parte, Oriol Junqueras se ha defendido diciendo que su partido "no regalará la confianza al Gobierno", aunque no ha concretado si retirará su apoyo. "ERC apoya leyes y medidas útiles para los ciudadanos de Cataluña. Tenemos la fuerza que tenemos y la usaremos siempre en todos los ámbitos". Además, considera que es el independentismo catalán quien "acumula capital político al mostrar su voluntad de diálogo, mientras como contrapartida el Gobierno ofrece un ejercicio de espionaje masivo".  

Sobre si están en riesgo los pactos municipales que tienen los republicanos con el PSC y los comunes, Junqueras ha sentenciado que los socialistas "representan un proyecto opuesto" al suyo. Y en cuanto a los comunes --que apoyaron al Govern en los presupuestos catalanes--, avisa de que "dependerá de la postura que tengan al respecto". También ha intervenido el recién estrenado presidente de Ómnium Cultural, Xavier Antich, que ha denominado el caso como CatalangateHa lanzado una advertencia: "Nunca, por mucho juego sucio que hagan, podrán acabar con un movimiento pacífico y democrático como es el independentismo".

Pere Aragonès, Laura Borràs y Roger Torrent, son tres de las víctimas del ciberespionaje mediante el programa 'Pegasus' / EUROPA PRESS
Pere Aragonès, Laura Borràs y Roger Torrent, son tres de las víctimas del ciberespionaje mediante el programa 'Pegasus' / EUROPA PRESS

 

Exigen una regulación 

En la comparecencia también han intervenido el investigador de Citizen Lab John-Scott Railton y el exrelator especial de la ONU sobre libertad de expresión David Kaye. Ambos han avisado del potencial de Pegasus como "una solución tecnológica que permite a los gobiernos que la compran penetrar un dispositivo móvil en su totalidad". "Una vez infectado es como llevar un espía en el bolsillo". 

Ambos recalcan la necesidad de contar con regulaciones internacionales para limitar el uso de estas herramientas de espionaje. En las próximas horas está prevista una comparecencia del presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y del vicepresidente y conseller de Políticas Digitales y Territorio, Jordi Puigneró, para valorar el caso y concretar las medidas que llevarán a cabo.