Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont (d) y el vicepresidente económico, Oriol Junqueras (i) en el pleno del Parlament / EFE

ERC impone silencio sobre el ‘Manresagate’ para proteger a Junqueras

El miedo a que los supuestos autores de la grabación de la conversación “autonomista” de un dirigente de PDECat “tiren de la manta” ha provocado fuertes tensiones entre los republicanos

5 min

Un asunto local con repercusiones al más alto nivel. La grabación de una conversación en un restaurante de Manresa (Barcelona) en la que el dirigente de PDECat David Bonvehí sugería la presentación de un candidato “autonomista” si fracasa el procés, ha tenido una mayor repercusión de lo que a simple vista pueda parecer.

Según ha podido saber Crónica Global, la cúpula de ERC, partido al que supuestamente se ha atribuido la autoría de la grabación, ha impuesto el silencio para proteger a su máximo líder, Oriol Junqueras, quien supuestamente fue informado del Manresagate. Fuentes republicanas admiten a este medio que el caso "se lleva con discreción". Pero el miedo a que los protagonistas de esta historia “tiren de la manta” ha provocado tensiones en las filas republicanas.

"Todo el mundo se conoce"

“En Manresa todo el mundo se conoce y el caso ha provocado una tormenta local, pero con repercusiones al más alto nivel”, explican fuentes próximas a Junts pel Sí. Admiten que, tras el “calentón” inicial de David Bonvehí, quien habló de llevar el asunto a la fiscalía, se ha preferido optar por reconducir la situación. Desde PDECat se niega que el dirigente del partido haya recibido presiones para dar marcha atrás en su idea inicial de poner el caso en manos de la justicia y que su independentismo está fuera de dudas.

Pero lo cierto es que la imagen de enfrentamiento entre la nueva Convergència y ERC a pocas semanas de concluir el procés y a las puertas de unas posibles elecciones posreferéndum, dista mucho de la unidad de las fuerzas independentistas que Puigdemont y Junqueras pretenden escenificar. Así se pudo comprobar la semana pasada en la mediática firma de todos los consejeros del Govern, sin validez legal, de un documento en el que se comprometen a convocar un referéndum.

Fuentes de ERC admiten que el Manresagate se lleva con discreción y que hay voluntad de reconducir la situación lo antes posible para afianzar el pacto de gobierno municipal entre ambas formaciones. El alcalde, Valentí Junyent (PDECat), decidió la semana pasada destituir a su teniente de alcalde, Mireia Estefanell (ERC), a la que responsabiliza de la grabación en la que Bonvehí habla de la necesidad de presentar un candidato “autonomista” si fracasa el procés.

En la comida en la que se produjo la grabación, Estefanell estaba acompañada del exlíder de ERC en Manresa Pere Culell. La divulgación de la misma pretendía poner en entredicho el músculo secesionista de la nueva Convergència. Pero las tornas han cambiado.

Los republicanos han pedido al primer edil que reconsidere su medida y, según estas fuentes republicanas, hay conversaciones municipales para buscar una salida que podría producirse esta misma semana.

El comprometido whatsapp

Pero esa misma discreción esconde la voluntad de blindar la figura del máximo líder de ERC y vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, a quien, supuestamente, Estefanell envió un whatsapp mientras se producía la grabación en un restaurante de Manresa.

“Si se remueve demasiado el asunto, el propio Junqueras debería dar explicaciones”, explican desde JxSí. De ahí que la ejecutiva de ERC intente dar carpetazo al asunto. Sin embargo, según ha podido saber este medio, la tensión en el grupo municipal de ERC en Manresa es evidente y Estefanell se encuentra en una situación demasiado incómoda. Tanto, que hay sectores partidarios de que la concejal abandone. Otros advierten de las consecuencias de echarla, por lo que apuestan por buscarle una salida digna.