Menú Buscar
Pásate al modo ahorro

Elena justifica la salida de Trapero: "Antes muero que tapar la corrupción"

El consejero catalán de Interior argumenta que la destitución del mayor responde a "una nueva etapa" en el cuerpo y asegura que las investigaciones contra la 'mala praxis' "siguen"

5 min

El consejero de Interior, Joan Ignasi Elena, destituyó al mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, hace tres semanas para abrir una "nueva etapa" en la policía autonómica. Esta fue la primera justicación que usó el Govern ante la profunda reestructuración del cuerpo de seguridad catalán --una acción que ha generado malestar interno y ha propiciado una crisis política-- y así lo ha repetido el republicano en su primera comparecencia pública para dar explicaciones sobre este movimiento, una entrevista en RAC1. 

Según Elena, los movimientos no tienen ningún origen político. Ha negado una "purga" en el cuerpo de seguridad y ha prometido que los agentes trabajarán sin ninguna presión política. "Antes muero que tapar la corrupción", ha manifestado en los micrófonos de la radio de grupo Godó.

Josep Lluís Trapero, en una entrevista / EUROPA PRESS
Josep Lluís Trapero, en una entrevista / EUROPA PRESS

Malestar interno

Sus palabras han sido recibidas con escepticismo en el cuerpo. Cabe recordar que el cese de Trapero, que se enteró de su salida a través de los medios, no ha sido la única pérdida de confianza que ha puesto en alerta tanto a los mossos como a la oposición, que denuncia en bloque "purgas". También se ha producido la salida repentina del intendente Toni Rodríguez, el responsable de la división de Investigación Criminal que ha sido degradado al frente de la comisaría de Rubí (Barcelona). El policía coordinaba pesquisas sobre mala praxis que afectaban, entre otros, a la presidenta del Parlament, Laura Borràs, y llegó a pedir (y recibir) amparo judicial para continuar con las investigaciones que afectaban a este caso ante la presión política que recibía. 

Según Elena, la reestructuración de los Mossos y el adiós de Trapero "no supone" cuestionar el trabajo que el mayor desempeñó en la policía. "Al contrario, el nombramiento de un mando no descalifica la tarea del anterior", ha recordado. Asimismo, el conseller de Interior ha alegado que "siempre" ha habido cambios en la cúpula de los Mossos.

Joan Ignasi Elena, consejero de Interior, con altos mandos de los Mossos d'Esquadra / EP
Joan Ignasi Elena, consejero de Interior, con altos mandos de los Mossos d'Esquadra / EP

"No hubo venganza contra Trapero"

Así las cosas, el también exalcalde de Vilanova (Barcelona) ha reiterado que los cambios en la cúpula de los Mossos responden a la voluntad de conducir un proceso de crecimiento del cuerpo hasta 2030. "Y por la feminización del cuerpo, claro, aunque no exclusivamente por ello", ha asegurado. 

En este contexto, Elena ha insistido en que a Trapero ni se le destituyó por no acatar órdenes ni como venganza por su declaración en el Tribunal Supremo durante el juicio del procés, cuando el policía fue muy crítico con los políticos independentistas. "No, no y no", ha dicho el consejero de Interior en respuesta a la pregunta de si hubo una venganza contra el mando policial por motivos políticos. 

"Sí hubo una purga: fue la del 155"

En el mismo terreno que los cambios en la estructura, Elena ha enfatizado que "sí hubo una purga en los Mossos d'Esquadra, y fue la que hubo durante el 155", en referencia a la intervención de la autonomía de Cataluña tras el órdago independentista de 2017. 

"Pero el cuerpo lo aguantó, en parte, gracias a la labor de comisarios como Ferran López. Así se lo agradecí en un día de las escuadras", ha agregado a renglón seguido. Además, ha asegurado que las investigaciones continuarán.