Menú Buscar
El letrado Jaume Alonso Cuevillas Puigdemont en una de sus frecuentes intervenciones en la televisión pública catalana

El PDeCAT, en pie de guerra contra Cuevillas

La militancia exconvergente reprocha que el abogado de Puigdemont quiera mantener su actividad profesional y que “no sepa nada de Girona”

26.04.2019 00:00 h.
4 min

Jaime Alonso Cuevillas, el abogado de Carles Puigdemont, ha puesto en pie de guerra al PDeCAT. Es el número uno de la candidatura de Junts per Catalunya en Girona, pero “apenas sabe nada de Girona”. Los grupos de redes sociales de la militancia del PDeCAT van cargados de comentarios contra Cuevillas por su voluntad de compaginar su actividad de diputado en el Congreso, cuando salga elegido, con su labor profesional al frente de su despacho como abogado. “Eso no se recuerda, los diputados se dedican al 100% a su trabajo, que es mucho, porque, en caso contrario, ¿qué quiere hacer en Madrid?”, se señala en esos foros.

Las últimas declaraciones de Cuevillas, con distintas entrevistas en medios locales de Girona, indignan a la militancia y a los cuadros medios del PDeCAT, que admiten su derrota en estas elecciones al Congreso. Puigdemont colocó a sus fieles, como Laura Borràs y al propio Cuevillas, sin consultar a nadie. Fue, luego, el consejo nacional del PDeCAT el que ratificó esas decisiones del expresidente.

¿Objetivo? Ser eurodiputado

Cuevillas no tiene problemas en reconocer que no quería ser diputado y que su aspiración era “ser elegido eurodiputado”. Se ofreció, como señaló Crónica Global. Los fieles de Puigdemont, sin embargo, pensaron luego en él para el Congreso, en la circunscripción de Barcelona, pero cambiaron de opinión, al entender que su “popularidad” --ha aparecido en los últimos meses continuamente en los medios de comunicación, con actos con parroquia independentista en todo el territorio-- debía aprovecharla en una plaza como Girona, para asegurar su puesto y el de Sergi Miquel como número dos.
 

Carles Puigdemont y su abogado Jaume Alonso Cuevillas / FOTOMONTAJE DE CG

Jaume Alonso Cuevillas y Carles Puigdemont

Y lo que irrita es su desconocimiento de los problemas concretos de Girona. Preguntado por el número de kilómetros de desdoblamiento de la N-II, que son 16,7 km, Cuevillas responde: “Calculo que entre 30 y 40 kilómetros”. Tampoco conoce desde cuando la circunscripción de Girona aporta seis diputados, que fue en 2004, al señalar cree que ya era así, por lo menos “desde las últimas elecciones y las anteriores”.

La 'propaganda' del déficit fiscal

El abogado de Puigdemont asegura en el Diari de Girona que no se preocupará demasiado de los problemas de Girona, porque el único objetivo es “conseguir una república catalana, porque es la forma de dejar de tener un déficit de 16.000 millones anuales, que se podrán revertir en Cataluña”. Cuevillas adopta, por tanto, los mismos mensajes de los últimos años, propios de la propaganda independentista.

El problema con el abogado de Puigdemont, sin embargo, se centra en su voluntad de mantener su actividad profesional. Los militantes del PDeCAT, muy desengañados, aunque no habrá movimientos internos hasta después de las elecciones municipales y europeas del 26 de mayo, creen que debería dejar su labor como abogado. Pero Cuevillas ha manifestado, internamente, que no quiere bajar su ritmo de vida, y que necesita para su familia unos cinco mil euros mensuales. Y eso, por ahora, lo tendría garantizado con la doble actividad.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información