Menú Buscar
Incidentes en Barcelona en la conmemoración del referéndum del 1-O, hechos que investigaba el juez Juan Antonio Ramírez Sunyer / EFE

El director general de los Mossos desvincula a los CDR del asedio al Parlament

Andreu Joan Martínez defiende el operativo policial y las cargas en la Ciutadella, y dice que "no le consta" malestar en el cuerpo por las palabras de Quim Torra

02.10.2018 12:22 h.
4 min

El director general de los Mossos d'Esquadra, Andreu Joan Martínez, ha justificado la actuación de su cuerpo policial frente a los disturbios y cargas que se produjeron a última hora de ayer en Barcelona, una vez acabada la manifestación conmemorativa del primer aniversario del 1-O. Aunque ha descartado dimitir, el alto mando policial ha asegurado que su cargo está siempre a disposición del conseller de Interior, Miquel Buch.

Martínez ha desvinculado a los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR) de los actos violentos que se produjeron ante el Parlament de Cataluña, al entender que éstos se desataron después de que desconvocaran su movilización, a las 21:38 h de la noche.

"Grupos radicales"

El director general de los Mossos ha subrayado el carácter "democrático y pacífico" de la mayor parte de las movilizaciones independentistas a lo largo del día. Y ha achacado los incidentes a "grupos radicales minoritarios" con voluntad de "confrontación".

Martínez ha evitado valorar el polémico discurso del presidente de la Generalitat, Quim Torra, que en la mañana de ayer llamó "amigos" a los CDR, y les alentó a "apretar" en sus movilizaciones. Y ha declarado que no le consta que exista malestar en el cuerpo de los Mossos por este hecho.

Justifica las cargas

El alto cargo de los Mossos ha insistido en que no hubo improvisación, ni falta de previsión, ni fallos, por parte del cuerpo. Y en que se actuó debidamente, y con suficientes efectivos, tanto para dispersar la concentración en Via Laietana como para frenar el intento de un grupo de radicales de entrar en el Parlament por la fuerza.

En este sentido, ha apuntado que ayer se movilizaron "casi 90 equipos de orden público, mientras que para un partido de Champions de alto riesgo no llegan a los 30".

Martínez ha justificado las cargas al ver que se ponía "en peligro la seguridad e integridad del Parlament ". Y, ante las críticas de los sindicatos de falta de planificación, ha asegurado que los Mossos tenían en todo momento la capacidad necesaria para intervenir.

Investigación y autocrítica

El mando policial ha explicado que, a pesar de los incidentes, no han habido detenciones -tan solo "dos o tres diligencias"-, aunque no se descarta que se produzcan en los próximos días. La investigación de la protesta independentista del sábado por la manifestación del sindicato Jusapol, y de los enfrentamientos de ayer en el Parlament y Via Laietana, sigue su curso y se están analizando los sucesos a nivel interno. “Hoy mismo se está haciendo una reunión valorativa. Siempre hacemos autocrítica. Incluso cuando la gente valora el éxito de los Mossos, como en los atentados del 17-A", ha indicado.