Menú Buscar
La diputada de la CUP, Anna Gabriel, partidaria de celebrar un referéndum aunque se desobedezca a la ley / CG

La CUP da instrucciones de desobediencia a los alcaldes del 1-O

Los antisistema critican la "ola represiva" contra ediles y propone mociones y escritos contra las actuaciones de las policías locales

4 min

La CUP-PA ha enviado dos documentos a todos los ayuntamientos de Cataluña con la finalidad de desobedecer las actuaciones judiciales dirigidas contra alcaldes por apoyar logísticamente el referéndum ilegal del 1 de octubre. La iniciativa coincide con las primeras declaraciones de ediles citados por la Fiscalía.

Ante este hecho, "la CUP-PA reitera que sus alcaldes no harán caso de esta citación y continuarán con sus labores cotidianas en sus respectivos ayuntamientos. Por lo tanto, deberán ser los cuerpos policiales los que tendrán que ir a buscar".

Los antisistema consideran que las instrucciones de la fiscal jefe provincial de Barcelona dirigida a los Mossos y a las policías locales es "manifiestamente ilegal porque excede doblemente los límites de la Fiscalía". Por un lado "porque acuerda limitar derechos fundamentales de la ciudadanía y, por la otro, porque interpreta de forma absolutamente extensiva e injustificada la suspensión dictada por el Tribunal Constitucional español".

La CUP-PA recuerda que la realización de un referéndum "no está tipificado como delito, por lo tanto sólo se puede investigar y eventualmente condenar en relación a la desobediencia a los requerimientos del Tribunal Constitucional que en ningún caso afecta a los ciudadanos".

Por ello, ante la situación generada por la "ola represiva contra los alcaldes y contra personas y colectivos que han realizado algunas tareas para facilitar el referéndum de día 1 de octubre", la CUP-PA ha hecho llegar a todos los municipios de Cataluña dos documentos: uno dirigido a las policías locales y una moción de compromiso que sería votada en los consistorios sobre el respeto a los derechos fundamentales básicos y la libertad de expresión.

"Sin habilitación constitucional ni legal"

En el escrito dirigido a las policías municipales, se recuerda que "la Fiscalía no dispone de habilitación constitucional ni legal para restringir derechos fundamentales y que las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado están precisamente llamadas a su tutela ante cualquier actuación pública o privada".Por ello, se insta a las policías locales que interpreten "directamente el texto de la providencia del Tribunal Constitucional" y que procedan "a interpretarla en un sentido que permita mantener la vigencia de los derechos fundamentales".

Respecto a las mociones, se insta a votar a favor de "garantizar el respeto más escrupuloso al derecho fundamental a la libertad de expresión, a la libertad ideológica y la participación política", así como a "implicarse activamente para permitir a la ciudadanía la libre expresión y ejercicio de estos derechos también en relación a la defensa, información y propuesta sobre el referéndum de autodeterminación de Cataluña". Se hace un llamamiento a "condenar cualquier actuación policial que menoscabe la vigencia de los derechos fundamentales a la libertad de expresión, la libertad ideológica y la participación política y que dificulte la ciudadanía la libre expresión y ejercicio de estos derechos también en relación a la defensa, información y propuesta sobre el referéndum", y a comunicar esos acuerdos municipales al Govern, la Asociación Catalana de Municipios y a la Asociación de Municipios por la independencia.