Menú Buscar
La delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera / CG

Cunillera: “Judicializar la política es una mala solución”

La nueva delegada del Gobierno asegura que se “ha acabado la confrontación” y que la sociedad catalana reclama “espacios de convivencia”

3 min

Teresa Cunillera es optimista. “La confrontación se ha acabado”, afirma. Lo dice por los avances en la recuperación del diálogo entre Gobierno y Generalitat, las dos horas y media de reunión entre Pedro Sánchez y Quim Torra y la constitución de las comisiones bilaterales y mixta son, a su juicio, la mejor demostración de que el conflicto catalán entra en otra fase.

En una entrevista en el programa Converses de COPE Catalunya, la delegada del Gobierno en Cataluña ha explicado que “lo más importante de esta nueva etapa es crear espacios de convivencia. Yo no quiero ni puedo convencer a un independentista ni él a mí, pero es necesario crear una sociedad donde ambos quepamos”.

Precisa que “el diálogo no es solo hablar, es escuchar y los independentistas saben que la confrontación no lleva a ningún sitio”.

Un cuerpo de funcionarios desaprovechado

Cunillera reivindica la utilidad para la sociedad catalana de Delegación del Gobierno, donde ha detectado “una dejación de responsabilidades porque hay un cuerpo de funcionarios muy preparados que no ha sido aprovechado”. El dardo va dirigido hacia su predecesor, el popular Enric Millo.

La exvicepresidenta de la Mesa del Congreso defiende la neutralidad de los espacios públicos, en referencia a los símbolos políticos, pero considera “una mala solución acudir a los tribunales. Prefiero en camino del convencimiento. La judicialización de la discrepancia política provoca más encuentros que desencuentros”.

La socialista ha expresado su intención de celebrar el 40 aniversario de la Constitución española. “No es algo banal. La Constitución se debe reformar para que tenga otros 40 años de utilidad”, dice. Respecto al primer aniversario de los atentados de Barcelona y Cambrils, que tendrá lugar el 17 de agosto, Cunillera defiende la asistencia del Rey, a pesar de que el presidente Torra afirma que no quiere invitarle. “Cuantos más seamos, más fuertes seremos”, afirma.

Su positivismo se hace extensivo a cuestiones más prosaicas. Asegura que se ha trabajado mucho para evitar el colapso registrado en años anteriores en el aeropuerto de Barcelona.