Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de una oficina de servicios sociales de Barcelona con protección antipandémica / AJBCN

La nueva pobreza se dispara en Barcelona por la pandemia

Uno de cada tres usuarios de servicios sociales del ayuntamiento, en máximos de actividad, no había necesitado asistencia hasta ahora

4 min

La pandemia ha disparado la nueva pobreza en Barcelona. Uno de cada tres atendidos en los servicios sociales del ayuntamiento, que están en máximos históricos, no había necesitado asistencia hasta ahora. 

Es un dato que figura en balance de los servicios de ayuda al ciudadano de la Administración local, que atendieron a un total de 88.375 personas en 2020, un 11% más que en 2019 y una cifra jamás alcanzada antes de la crisis sanitaria. El gobierno municipal la atribuye a la "irrupción del Covid-19 y la crisis social y económica que lleva aparejada". 

Uno de cada tres, nuevos usuarios

Del total de peticiones de ayuda, un 32% las hicieron personas que jamás antes habían necesitado asistencia de los trabajadores sociales del ayuntamiento. O no habían precisado ayuda el año anterior. En la división de género, la deprivación se ceba con las mujeres, que copan el 64% de solicitudes de apoyo para vivir con dignidad. 

El Ejecutivo local de BComú y PSC alerta de que si se suman las demandas de apoyo globales, que incluyen las peticiones múltiples por parte de un mismo núcleo familiar, el crecimiento es incluso más pronunciado. En 2020 los trabajadores sociales del ayuntamiento recibieron 251.460 solicitudes de asistencia, un avance del 36,4% en relación a las 184.344 anotadas el año anterior. 

Nou Barris y Ciutat Vella, los que más

Por distritos, los ruegos de ayuda no se corresponden con la distribución de la población en Barcelona. Nou Barris y Ciutat Vella, con 38.005 y 36.187 demandas, encabezan la clasificación de zonas de la Ciudad Condal que más solicitudes de apoyo a la Administración se anotan. 

Les siguen, a distancia, Sants-Montjuïc y Sant Martí, con 32.595 y 31.837 peticiones. Las áreas de mayor renta, Sarrià-Sant Gervasi y Les Corts, generaron apenas 10.509 y 8.839 expedientes de petición de apoyo.

Hasta 28.000 vecinos necesitaron ayuda para comer

La división por tipología de ayuda también arroja cifras preocupantes. Los servicios sociales del Ayuntamiento de Barcelona concedieron 28.123 ayudas directas para alimentación en 2020, un incremento del 433% con respecto al año precedente. Por su parte, los comedores sociales sirvieron 557.068 comidas a 17.482 personas el pasado año, por 479.731 servicios a 14.002 vecinos en 2019. 

El personal de las oficinas de apoyo comunitario tramitó también pagos directos de alojamiento de emergencia --como noches en hostales o pensiones-- por valor de 24 millones de euros, más del doble que en 2019, cuando el gasto fue de 10,6 millones. 

Refuerzo del sistema

Ante este alud de peticiones de ayuda a los servicios sociales, el bipartito sociocomún recuerda que ha reforzado las oficinas. Cuentan estas con 348 trabajadores, 28 más desde octubre de 2020. 

Globalmente, las ayudas económicas repartidas por el consistorio a la comunidad alcanzaron los 46.4 millones de euros el último ejercicio cerrado. Casi 15 millones corresponden a un fondo extraordinario Covid-19, mientras que otros 31,5 millones se enmarcan en los pagos de emergencia gestionados por los centros de servicios sociales. El año anterior fueron 13,1 millones, un 140% menos.

Destacadas en Política