Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ada Colau, presidiendo la reunión con el cuerpo consular de Barcelona ayer / AJBCN

Toque de los cónsules de Barcelona por la inseguridad

Los diplomáticos reclaman protección para sus ciudadanos en la capital catalana y el ayuntamiento se defiende citando la nueva promoción de la Urbana y la coordinación con los Mossos

4 min

Aviso del cuerpo consular de Barcelona al ayuntamiento por dos motivos: la inseguridad en las calles y los disturbios por las protestas tras el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél. Los representantes diplomáticos reclamaron ayer al equipo de gobierno municipal más protección para sus ciudadanos en una reunión a puerta cerrada. El consistorio respondió que ha lanzado "la mayor promoción de Guardia Urbana de la historia" y que se ha coordinado con los Mossos d'Esquadra para atajar los problemas. 

Así lo explican fuentes diplomáticas en conversación con este medio. Los cónsules fueron citados ayer por la alcaldesa Ada Colau, el primer teniente de alcalde, Jaume Collboni, y Laia Bonet, concejal de Relaciones Internacionales. El motivo de la reunión era abordar la "situación actual y los retos de futuro". Es lo que sucedió, salvo por las preguntas formuladas por los presentes al final de la reunión, que cambiaron el signo de la misma

"Preocupados por la inseguridad"

Lo cuentan personas presentes en el encuentro, que informan de que cónsules como el de Países Bajos aprovecharon su turno de palabra --no hubo muchas intervenciones, menos de media docena-- para reclamar mayor protección a los ciudadanos del estado centroeuropeo "por cuanto hay varias empresas nacionales en Barcelona".

La preocupación del cónsul fue compartida por varios colegas, pero no por Lin Nan, representante del Consulado General de la República Popular China en Barcelona. "Permaneció callada, pese a los precedentes", explican las fuentes consultadas. Los precedentes son la muerte violenta de un ciudadano chino por apuñalamiento a principios de este año y el óbito de otro joven de la misma nacionalidad en el Puerto Olímpico en 2019. Tras ambos sucesos, el consulado recomendó a sus ciudadanos en Barcelona que tomaran medidas para "protegerse" e incluso elevó una queja a los Mossos. 

Más Guardia Urbana

Lejos de quedarse callados, los tres concejales presentes defendieron las actuaciones municipales frente al repunte delictivo en la ciudad, ahora matizado por la pandemia. El equipo de gobierno local citó la "mayor promoción de plazas de Guardia Urbana de la historia", lo que redundará, según ellos, en una mayor presencia policial en las calles. En el capítulo de los disturbios tras las protestas por Hasél, los ediles defendieron la labor de los Mossos d'Esquadra y la "coordinación" que tiene Guardia Urbana con este cuerpo autonómico de seguridad. 

El intercambio entre cónsules y Administración local por la seguridad en las calles de Barcelona no es nuevo. Legaciones diplomáticas como la china, sí, pero también otras potencias como Estados Unidos emitieron en el pasado recomendaciones para extremar la cautela en las visitas a la Ciudad Condal. Ocurrió, sobre todo, tras la crisis de seguridad de 2019, cuando murió una alto cargo surcoreana durante un robo en la calle.