Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de archivo de una pancarta independentista en la sede de TV3 / CG

Los consejos profesionales de TV3 y Catalunya Ràdio se quejan por no poder usar lenguaje partidista

Denuncian que la Junta Electoral les impida referirse a los políticos presos y fugados del 'procés' como "presos políticos" y "exiliados" durante la campaña; y los segundos critican a PSC, Cs y Vox

5 min

Los consejos profesionales de TV3 y Catalunya Ràdio han emitido sendos comunicados para denunciar la orden de la Junta Electoral de Barcelona (JEB) que les impide aludir a los políticos presos y fugados del procés independentista como "presos políticos" y "exiliados". Ambos organismos de representación de los trabajadores de la televisión y radio públicas de la Generalitat consideran como un acto de censura esta decisión, con la cual la JEB pretende preservar la debida neutralidad y pluralidad de los medios públicos durante la campaña electoral.

A pesar de las advertencias sobre la ausencia de las mismas desde la oposición parlamentaria en los últimos años, ambos comités profesionales se reafirman en su defensa del lenguaje partidista, con el uso de la terminología propia del independentismo gobernante en Cataluña y que, según la JEB, se identifica con algunas de las opciones políticas que se presentan a los comicios. Algo que ya se produjo también en años anteriores.

"Censurar"

"Ha vuelto a pasar. Censurar palabras es censurar información", sostiene en concreto el Consejo Profesional de Informativos TV3, poco después de que el director de los mismos, David Bassa, expresara también su indignación por ello: "¡Seguimos y seguiremos!", llegó a proclamar este último en sus redes sociales.

Comunicado del Consejo Profesional de TV3, quejándose por no poder utilizar los términos "presos políticos" y "exiliados" para aludir a los políticos presos y fugados del 'procés'
Comunicado del Consejo Profesional de TV3, quejándose por no poder utilizar los términos "presos políticos" y "exiliados" para aludir a los políticos presos y fugados del 'procés'

En la misma línea se ha expresado también el Consejo Profesional de Catalunya Ràdio, que en su perfil de Twitter considera que no poder calificar de "presos políticos" y "exiliados" a los exdirigentes independentistas encarcelados por el referéndum ilegal de secesión del 1-O y la posterior declaración unilateral de independencia de Cataluña de 2017 "impide a nuestra audiencia recibir información en libertad".

Críticas a partidos no independentistas

La radio pública pagada por todos los catalanes, de hecho, va todavía un paso más allá, pues en las últimas horas ha emitido un comunicado para criticar a tres partidos no independentistas a una semana escasa de los comicios: PSC, Ciutadans y Vox. En este caso, para rechazar sus críticas por el partidismo y la falta de neutralidad y pluralidad de la cadena, algo que desde ésta consideran un "ataque" que se da de forma "recurrente".

"No hemos llegado al ecuador [de la campaña] y hemos recibido dardos por parte de Vox, Ciutadans y PSC. Consideramos lamentable que utilicen esta estrategia demagógica para construir su relato, y demuestra una pobreza de ideas", manifiesta el comunicado de la radio pública en manos de la Generalitat, en el que añaden: "¿Dónde está escrito que su criterio es mejor que el nuestro?".

"Ni manipulamos ni agitamos"

El consejo profesional de la radio pública catalana rechaza así los reproches de candidatos de estos tres partidos, como el de estar al servicio de la causa independentista o el de incumplir las normas del propio Libro de Estilo de la Corporació Catalana de Mitjans Àudiovisuals (CCMA). 

El Consejo Profesional de Catalunya Ràdio, criticando a PSC, Cs y Vox por reprobar su falta de neutralidad
El Consejo Profesional de Catalunya Ràdio, criticando a PSC, Cs y Vox por reprobar su falta de neutralidad

"Nosotros ni manipulamos la realidad ni la agitamos, la explicamos. Si no les gusta la realidad que explicamos, que trabajen para cambiarla. Reclamamos libertad y respeto para nuestro trabajo" es su respuesta a las críticas por su labor al frente de la radio pública pagada por todos los catalanes.