Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La portavoz parlamentaria de Junts per Catalunya (JxCat), Laura Borràs / EP

El Congreso aprueba el suplicatorio para investigar a Laura Borràs (JxCat)

El Tribunal Supremo actúa contra la diputada posconvergente por un presunto caso de corrupción; su partido vota 'no' y ERC y la CUP se ausentan de la sesión

5 min

El Congreso de los Diputados ha aprobado el suplicatorio para que el Tribunal Supremo pueda investigar a la diputada de JxCat Laura Borràs por un presunto caso de corrupción cuando dirigía la Institució de les Lletres Catalanes (ILC).

La Cámara ha accedido a tramitar la petición del Supremo en una votación secreta, tal y como determina el reglamento en temas que afecten a los derechos de los diputados. Los votos favorables al suplicatorio, según fuentes parlamentarias, han sido 293, los contrarios 14 y las abstenciones, 5.

Como el sufragio es secreto y buena parte de ellos se han emitido por vía telemática, es imposible saber qué ha votado cada diputado en concreto. Sin embargo, a tenor de lo visto en la sesión de hace una semana en la Comisión del Estatuto de los Diputados, los sufragios a favor se corresponderían esta vez con los de PSOE, PP, Vox, Ciudadanos y Unidas Podemos. Y los contrarios, a los de JxCat y PNV --tal como anunciaron con antelación--, mientras que ERC, CUP, Bildu y BNG se han ausentado de la sesión.

 

 

El Congreso aprueba el suplicatorio para investigar a Laura Borràs / TWITTER

ERC, la CUP, Bildu y el BNG han declinado participar en la votación de este jueves con el argumento de no votar a favor de lo que Laura Borràs considera una "causa política" por ser independentista, ni tampoco en contra de que se investigue un presunto caso de corrupción, según ha explicado el diputado republicano Gabriel Rufián.

A Borràs se la acusa de haber facilitado, cuando dirigía la ILC, la adjudicación presuntamente irregular de una serie de contratos fraccionados a un amigo por valor de casi 260.000 euros, por lo que podría haber delitos de prevaricación, fraude a la administración, malversación y falsedad documental.

Borràs habla de "atropello"

Aprobado ya el suplicatorio, la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, tiene ahora ocho días para trasladar la decisión a la autoridad judicial, advirtiéndole de la obligación de comunicar a la Cámara los autos y sentencias que se dicten y afecten a Borràs. La diputada posconvergente seguirá, al menos hasta entonces, en su cargo, aunque sin hablar de un asunto que está sub iudice.

Borràs se cree víctima de una persecución política por ser independentista y opina que apoyar el suplicatorio para que se la investigue supone un "atropello" a sus derechos. A su modo de ver, el Supremo ya los ha vulnerado por pedir el suplicatorio durante el estado de alarma, sin tener en cuenta que se habían suspendido los plazos judiciales.

"Ha triunfado la represión", dice

Borràs recurrió por esta razón la decisión de la Mesa del Congreso de tramitar la solicitud, pero el recurso fue rechazado y el suplicatorio siguió adelante. La semana pasada, la Comisión del Estatuto de los Diputados se mostró a favor de levantarle el fuero y elevó su dictamen al Pleno, que este jueves lo ha ratificado.

La portavoz de JxCat considera que, con ello, "ha triunfado la represión" y ha enviado un correo electrónico a los representantes de todos los grupos parlamentarios, a los que ha pedido que votaran "con el corazón" y teniendo en cuenta su "presunción de inocencia".

Unidas Podemos pasa de la abstención al 'sí'

Unidas Podemos (UP), que días atrás se abstuvo en la comisión al considerar, como Borràs, que el Supremo no respetó la suspensión de los plazos judiciales por la pandemia, sí que ha apoyado el suplicatorio este jueves para no impedir una investigación por corrupción. Aunque avisando, eso sí, de que estarán pendientes de que Borràs sea investigada con todas las garantías.

En cualquier caso, dado que la votación es secreta, puede haber diputados de UP que se hayan desmarcado de la consigna oficial de la coalición de izquierdas.

Destacadas en Política