Menú Buscar
Una mesa electoral de Barcelona, una de las ciudades en los que el comercio se ha dinamizado más en el 21D / CG

El comercio saca tajada de las elecciones catalanas

Los permisos para ir a votar y la jornada lectiva en las escuelas dinamizan la actividad comercial después de un trimestre de pocas ventas en Cataluña

3 min

El comercio ha salido beneficiado inesperadamente de la jornada electoral de este jueves, 21 de diciembre. Las patronales del sector explican que la actividad se ha disparado a lo largo del día, especialmente en las horas de la mañana.

“La gente ha aprovechado el día medio festivo para ir a hacer compras”, explica el presidente de Barcelona Oberta, Gabriel Jané. Reconoce que no se había planificado nada en este sentido y que se han llevado una “sorpresa muy positiva”. Especialmente porque la actividad había bajado de forma destacada en el último trimestre como consecuencia de la inestabilidad política.

Menos ventas

La Confederación Española del Comercio (CEC) estimó que las ventas de las pymes del sector habían bajado en un 30% hasta mediados de noviembre. En el último informe de coyuntura económica publicado por Foment del Treball, que llegaba hasta octubre, mostraba como el comercio minorista había caído en Cataluña el 4,3% frente a una depreciación del 1,6% del conjunto de España.

Una tendencia que según Jané se ha mantenido a lo largo de la campaña electoral. “La incertidumbre no ha sido buena para las ventas”, ha manifestado.

Día festivos en muchas industrias

La secretaria de acción sindical de CCOO, Cristina Torre, reconoce que ha habido “mucha actividad en las calles” que ha favorecido las ventas. “La gente ha aprovechado los permisos laborales”, añade, con el consiguiente impacto económico.

Desde UGT explican que muchos industriales han decidido directamente cerrar este 21D, ya que afectaba menos a la producción una jornada festiva que parar y reiniciar la maquinaria. Además, explican que los objetivos anuales están prácticamente conseguidos y que la afectación es baja.

Algo que ha ayudado especialmente a las familias con niños pequeños, indica Torre. La jornada no lectiva complicó la conciliación.

Pocas incidencias laborales

En cuanto a las incidencias laborales, los dos sindicatos explican que todas se han resuelto antes de terminar en la inspección. Aseguran que, en general, ha habido un buen entendimiento con los empresarios y predisposición por parte de los trabajadores.

Ha afectado a este clima que en muchos sectores las plantillas directamente no hayan pedido las horas de libranza para ir a votar. “Había tantas ganas de participar en los comicios que no ha habido dificultades”, explican desde UGT. Algo poco habitual en los últimos comicios de Cataluña.