Menú Buscar
Unas 1.500 personas asistieron al acto en Santa Coloma de Gramenet

Colau: “No aceptaremos lecciones de los convergentes, no tienen ni idea sobre desobediencia civil"

La alcaldesa Ada Colau tuvo su propio acto en Santa Coloma arropada por el líder de Podemos, Pablo Iglesias

4 min

La cúpula de Podemos y la de En Comú Podem se reunieron este mediodía en el parque de Can Zam, en Santa Coloma de Gramenet, bajo un sol radiante. Más que celebrar la diada el acto fue un mitín político en donde Ada Colau envió un fuerte mensaje contra Junts Pel Sí, y Pablo Iglesias ocupó un rol de mediador, llamando a la paz, principalmente dentro de su partido.

Colau comenzó su dicurso dando condolencias a las víctimas de los atentados terroristas y asegurando que los ataques lejos de dividir, han unido a la sociedad. “Queremos una Cataluña que sea Ágora, no que sea templo, donde no todos piensan igual y defienden exactamente lo mismo. Hay que hacer autocrítica, y hay que asumir responsabilidades y es momento de cambiar las cosas”.

Los asistentes se hicieron gorros de papel para cubrirse del sol, en el Parque de Can Zam, Santa Coloma

Los asistentes se hicieron gorros de papel para cubrirse del sol, en el Parque de Can Zam, Santa Coloma

El lenguaje de las trincheras

La alcaldesa pidió salir de la necesidad de que todo sea blanco o negro, “se está utilizando el lenguaje de las trincheras, del choque de trenes, y ese lenguaje beliscista y de la testosterona no nos representa. La gente plural y diversa sentimos dudas y necesitamos expresar matices, queremos una política de la empatía, necesitamos más diálogos que nunca necesitamos cooperación real y menos amenazas y lenguaje del miedo”.

“La valentía no es la irracionalidad ni lo que digan los señores de Junts Pel Sí cuando quieran y como quieran, valentía es defender un criterio propio, defender la pluralidad de Cataluña, antes lo que nos dicen equidistantes y ambiguos. Me alegro de que los señores de Convergencia hayan trapichado un poco las calles y hoy se planteen la desobediencia, me alegro y bienvenidos, pero espero que lo sigan haciendo en el futuro para que las personas refugiadas puedan llegar a nuestra casa, para acabar con la explotación laboral y la pobreza energética, trabajando juntos al costado de la ciudadanía”, sentenció Colau.

Pablo Iglesias, Ada Colau, Xavier Domènech y Elisenda Allemany

Pablo Iglesias, Ada Colau, Xavier Domènech y Elisenda Allemany

Preocupación por la fisura

Pablo Iglesias habló de su compromiso con el “derecho a decidir” y de la necesidad de que la izquierda no se divida. Aseguró que hace falta seguir construyendo En Comú Podem un espacio en el que tenga sitio todo el mundo, “donde quepa Coscubiela, Albano Dante”.

En este sentido propuso a un líder: Xavi Domènech, ya que es “quien mejor entendió en Cataluña lo que significaba Podemos en el Estado, lo que significaba Podem también aquí”. Iglesias rememoró aquel polémico beso con Domènech en el Congreso: “Se habló mucho en un abrazo que acabó con un beso y si ese beso sirve para que siga hablando de dos proyectos políticos soberanos que se miran de igual a igual que son proyectos políticos hermanos que son En Comú POdem y Podemos, pues que se siga hablando. Hacen falta más besos en política y menos testosterona”. 

Irene Montero, Pablo Echenique, Juan Carlos Monedero en primera línea

Irene Montero, Pablo Echenique, Juan Carlos Monedero en primera línea