Menú Buscar

Colau cuela en los gastos municipales ayudas para hacer 'twerking'

El ayuntamiento incluye en el Plan de Barrios, proyecto estrella de la alcaldesa, el contrato de la bailarina Kimberly Jordan para que dé clases en Trinitat Vella de una danza variante del 'perreo'

Tres chicas bailan 'twerking', un baile parecido al 'perreo' del reguetón consistente en sensuales movimientos pélvicos / CG
16.06.2018 00:00 h.
3 min

Sostiene Ada Colau que la rehabilitación de los barrios de Barcelona pasa por acudir a clases de twerking, ese baile provocativo consistente en mover la pelvis de forma sensual y que recuerda mucho al perreo del reguetón. Por eso, la alcaldesa de la ciudad ha incluido en el Plan de Barrios la contratación de Kimberly Jordan, bailarina y profesora que se ha convertido en un referente en esta disciplina.

Según consta en la Cuenta General de 2017, Foment de Ciutat --empresa municipal especializada en la gestión de “proyectos de gran trascendencia” para la ciudad y con implicación ciudadana y territorial--, adjudicó a Jordan la contratación de los servicios de realización de siete talleres de 90 minutos de twerking, en el marco del Plan de barrio de Trinitat Vella, por un importe total de 1.362,76 euros. Las clases se impartieron durante los meses de septiembre, octubre y noviembre en el Espai Via Barcino, según los contratos municipales a los que ha tenido acceso Crónica Global.

“Nuestros cuerpos, nuestras danzas”

¿Debe una empresa municipal hacerse cargo del coste de unas clases de twerking? La contratación de estos servicios se enmarca en el proyecto “Nuestros cuerpos, nuestras danzas” y ha provocado hilaridad e indignación a partes iguales en los partidos de la oposición, pues entienden que el Plan de Barrios, uno de los proyectos estrella de la alcaldesa podemita, debe estar dedicado a otras necesidades relacionados con el urbanismo, el civismo o la cohesión social.

kim jordan

Kim Jordan, contratada por la alcaldesa Ada Colau para dar clases de 'twerking'

Ada Colau ha ido aplicando con cuentagotas este plan de choque, que se presentó en diciembre de 2016 y que contempla actuaciones en 16 zonas de Barcelona. La partida destinada por el ayuntamiento asciende a 150 millones de euros. Durante 2016 y 2017, el consistorio se dedicó a diseñar y planificar este plan (derechos sociales, educación, actividad económica y ecología urbana) y, finalmente, el pasado mes de enero, se anunció la ejecución de 51 millones en 354 actuaciones.

La oposición municipal y varias asociaciones vecinales han denunciado el retraso en el desarrollo de ese plan.

¿Quiere hacer un comentario?