Menú Buscar
Luis Garicano (izquierda), en una foto de archivo junto a Albert Rivera

Ciudadanos abre el melón de los acuerdos con el PSOE en Castilla y León

El candidato en la comunidad, Francisco Igea, que apoyó Luis Garicano, asegura que es “el fin de una era” tras treinta años de gobiernos del PP

28.05.2019 13:06 h.
5 min

Caso por caso y ojos abiertos a la realidad. Ciudadanos ha iniciado la vía de los acuerdos con el PSOE, tras entender que no puede mantener el cordón sanitario y que la política regional y local exige una mirada más larga. El cambio llega después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, reclamara el fin de ese veto, con la atención puesta en el Ayuntamiento de Madrid y en la Comunidad de Madrid. El hecho es que Ciudadanos ha dado el primer paso en Castilla y León y apoyará a los socialistas, que han ganado las elecciones, pero sin mayoría absoluta.

El hombre fuerte de Ciudadanos en la comunidad, Francisco Igea, ha defendido ese acuerdo, de una forma indirecta. Igea, que fue apoyado en el partido por el economista y ahora eurodiputado Luis Garicano, frente a Silva Clemente, que defendía Albert Rivera, ha sido claro: “La población castiga años de soberbia y clientelismo. Es el fin de una era, y el mensaje es pues de cambio y moderación, un mensaje de libertad, centrado y reformista”.

Igea, el candidato de Garicano

Sus palabras señalan que el acuerdo con el PSOE está cerca. Los socialistas ganaron este pasado domingo, con la posibilidad, la primera en treinta años, de dejar al PP en la oposición. El candidato socialista, Luis Tudanca, obtuvo 35 escaños, frente a los 29 del PP, que perdió 13 escaños. Ciudadanos tiene la llave, con sus 13 diputados, para acordar el signo del gobierno.

Igea lo tiene claro. Fue el candidato de Garicano, que ganó unas primarias polémicas, que tuvieron que ser revisadas, porque se había proclamado vencedora a Silvia Clemente, expresidenta de las Cortes de Castilla y León, con muchas protestas por parte de la militancia. Era la favorita de la dirección de Ciudadanos, pero Garicano mantuvo su apuesta hasta el final y la ganó, insistiendo en que Igea representaba a la perfección el proyecto de la formación naranja. Para Garicano, la preparación de Igea y el hecho de que fuera un profesional que había hecho carrera en el sector privado, engarzaba mejor con el ideario liberal que quiere impulsar el partido naranja.

Inés Arrimadas en una imagen de archivo / EFE

La nueva portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas

Los casos de Madrid

Esa apuesta por el PSOE es clara en Castilla y León, y puede representar un cambio notable en la estrategia de Ciudadanos. La nueva portavoz parlamentaria de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas, ha afirmado que un comité interno analizará caso por caso, en cada comunidad y en cada ayuntamiento.

El escollo está en Madrid. Pero Garicano, precisamente, puede tener un papel fundamental también en esa política de pactos. Como eurodiputado en el grupo liberal europeo, ALDE, el economista es consciente de que en el seno de su grupo y de la Unión Europea no se entendería que Ciudadanos pactara con Vox en Madrid. Ni para el Ayuntamiento ni para la Comunidad.

La presión de Sánchez y Macron

En ese sentido, la cena en París de este lunes entre Pedro Sánchez y Emmanuel Macron, el presidente francés, podría haber sido clave en esa cuestión. Macron, miembro de la familia liberal europea, como Garicano, ha querido establecer con Sánchez una relación especial para hacer frente a los populismos y a la extrema derecha en Europa. Esa presión múltiple a Ciudadanos podría hacer olvidar a Rivera su pretensión de apoyar gobiernos de la derecha, con Vox como palanca necesaria, para impedir gobiernos autonómicos y locales del PSOE.

La primera pieza, por ahora, es Castilla y León. Hay otros casos pendientes: Aragón y Murcia, además del Ayuntamiento de Madrid y de la Comunidad de Madrid.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información