Menú Buscar
Imagen de una de las cargas policiales del 1 de octubre, con un herido en el suelo. Un médico dice que contaron como heridos hasta las crisis de ansiedad / EFE

Cinco policías más son imputados por las cargas del 1-O

El juez a cargo de la instrucción archiva unas 50 denuncias de la actuación de los agentes en varios puntos de Barcelona

3 min

El juez que investiga las cargas policiales del 1-O en Barcelona del pasado año ha citado a declarar como imputados a cinco policías nacionales más. Actualmente ya son 10 agentes los que están siendo investigados por los enfrentamientos ocurridos el día del referéndum ilegal en diferentes puntos de la capital catalana.

En concreto, los cinco nuevos agentes que deberán declarar intervinieron en las escuelas Ágora de Nou Barris, Escoles Pies de Sant Antoni e Infant Jesús de Gràcia. Dos de los agentes imputados en esta ocasión estaban al mando de sendos dispositivos.

Una cincuentena de denuncias desestimadas

Por otro lado, el juez ha desestimado unas 50 denuncias realizadas por las mismas causas por las que los agentes anteriormente citados han sido imputados. Es el caso de las cargas policiales ocurridas en seis colegios de Barcelona en los que el material gráfico disponible no permitían la identificación de los agentes.

Además, en el caso de Escoles Pies del barrio de Sant Antoni, el magistrado ha pedido ayuda al Cuerpo Nacional de Policía (CNP) para identificar a uno de sus activos. Un vídeo muestra cómo este agente --por ahora desconocido-- propina una patada a un hombre “de forma absolutamente innecesaria” que se encuentra en el suelo.

Agresiones “gratuitas”

El juez estima que algunos de los nuevos agentes a los que imputa agredieron de forma “gratuita” a los independentistas que se encontraban en las escuelas para votar en el referéndum secesionista. Es el caso de lo ocurrido tanto en Escoles Pies como en la escuela Ágora, donde el juez asegura que los agentes golpearon con sus defensas "de forma indiscriminada" a las personas concentradas en sus instalaciones.

La diferencia es que, según se desprende del material recopilado, la carga policial de la escuela de Nou Barris fue avisada por megafonía, cosa que no ocurrió en la de Sant Antoni.

Intervención en una escuela no señalada por el TSJC

En la escuela Infant Jesús, la actuación policial "no estaba amparada por el auto" del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que ordenaba impedir la votación. Por tanto, el juez señala que debe preguntar "el motivo por el que se actuó, se empujó y zarandeó y golpeó" a los congregados.

Andrés García, abogado portavoz de la entidad de derechos humanos Iridia, que representa a varios de los heridos en el 1-O, ha celebrado la imputación de estos otros cinco policías, lo que a su parecer está "probando la desproporción de la actuación policial" contra el referéndum.