Menú Buscar
El local en el Mercat de Sant Antoni donde debería instalarse la cadena de gimnasios Due Fit / CG

La chapuza de Colau en el mercado de Sant Antoni: un gimnasio sin licencia

El gobierno municipal abrió un concurso público para licitar uno de los establecimientos a un comercio no alimentario, al que sólo se presentó un gimnasio, pero el local no consta como uso deportivo

13.11.2018 00:00 h.
7 min

El mercado de Sant Antoni, la primera gran obra pública inaugurada durante el mandato de Ada Colau, ya tiene su propia polémica. Por los entresijos de las paradas del mercado municipal corre el rumor de la última chapuza del gobierno de los comunes. “Nos han dicho que no se abrirá, no sé por qué, pero me parece que han tenido problemas con las licencias”, afirma una de las paradistas del mercado.

Se refiere al nuevo gimnasio que debía inaugurarse este otoño en el subsuelo del equipamiento municipal, perteneciente a la cadena Duet Fit. El año pasado, el Institut de Mercats abrió un concurso público para licitar uno de los locales de la planta -1 a un comercio no alimentario, y la única empresa que se presentó fue esta cadena de gimnasios low cost, que posee un total de 11 centros deportivos distribuidos por toda Barcelona.

Sin licencia

Pero lo que no contempló el equipo de gobierno al presentar el concurso es que el local no consta como uso deportivo, requisito indispensable para instalar un gimnasio.

Fuentes consultadas aseguran a este medio que el consistorio tiene la intención de desbloquear la actual situación lo antes posible. Para ello, necesitará tramitar un cambio de usos en el pleno del ayuntamiento, que es quien debe aprobar la modificación definitiva. Ya habían planteado presentarlo en un pleno anterior, pero al no contar con los apoyos necesarios, el gobierno municipal decidió retirarlo en el último momento. 

Acceso a la planta -1 del Mercat de Sant Antoni, donde estaba previsto que se inaugurara un gimnasio / CG

Acceso a la planta -1 del Mercat de Sant Antoni, donde estaba previsto que se inaugurara un gimnasio / CG

Sin publicidad del nuevo gimnasio

No obstante, las mismas fuentes señalan que se trata de una situación compleja, dado que el Plan Especial de Sant Antoni restringe la apertura de nuevos gimnasios en el barrio por la alta oferta existente. De hecho, a tan sólo 200 metros del mercado está el gimnasio municipal Aiguajoc, ubicado en la calle Comte Borrell. Precisamente, el equipo de Ada Colau aprobó inicialmente un nuevo plan de usos del barrio de Sant Antoni para limitar la apertura de actividades de concurrencia pública que se quisieran instalar en el barrio, entre las que se incluyen las de uso deportivo. La medida se tomó para evitar un alud de peticiones ante la reapertura del flamante mercado y la superilla de Sant Antoni.

Desde Duet Fit afirman que están a la "espera" de obtener la licencia definitiva del ayuntamiento y prefieren no añadir información sobre el estado de la cuestión. Pese a haber ganado el concurso, la cadena de gimnasios low cost manifiesta que no están haciendo ningún tipo de publicidad sobre una futura apertura, como sí están haciendo con el local que abrirán próximamente en La Verneda.  

Optimismo precipitado de Colom

El que sí se precipitó en anunciar su apertura a bombo y platillo fue el concejal de Comercio y Mercados, Agustí Colom. El edil se mostró muy optimista con la novedad de mezclar mercado municipal y gimnasio en un mismo edificio. "Es una nueva experiencia que esperamos que sirva para atraer al mercado a personas que no van habitualmente a comprar a él", señaló en una rueda de prensa el pasado abril.

El local se encuentra totalmente inactivo, desangelado, sin rastro alguno de operarios o de cualquier cartel que explique el futuro que le depara. Una escena que contrasta con el supermercado Lidl ubicado justo al lado del frustrado gimnasio.

El local donde debería instalarse un gimnasio 'Due Fit' junto al Lidl, ya en funcionamiento

El local donde debería instalarse un gimnasio 'Due Fit' junto al Lidl, ya en funcionamiento / CG

Situación paradójica

La situación, pues, resulta paradójica. “Una empresa [Duet Fit] se presenta a un concurso público para instalarse en un local. Pero resulta que el ayuntamiento, que es quien convoca el concurso, no sabe o no prevé que se trata de un equipamiento comercial no deportivo. Total, que le concede el local a un gimnasio cuando el espacio no está catalogado como uso deportivo”, resume una fuente municipal a este medio.

La noticia ha corrido como la espuma entre los comerciantes del mercado de Sant Antoni, que veían con buenos ojos la apertura del nuevo gimnasio. Ahora temen que la mala gestión del ayuntamiento conlleve a que el espacio acabe siendo un local comercial. 

Según denunció el concejal de Ciudadanos en el Ayuntamiento, Paco Sierra, “el Ayuntamiento y los paradistas del mercado de Sant Antoni están perdiendo dinero por la nefasta gestión de Colau”. El edil asegura que “el Ayuntamiento está dejando de ingresar casi 6.000€ mensuales y los paraditas 1.800€” que pagaría el gimnasio si estuviera en funcionamiento.

Obra faraónica

El mercado de Sant Antoni ha sido la inauguración más importante durante el mandato de Ada Colau. Ha tenido un coste de 80 millones de euros, un tercio más de lo que se presupuestó en un inicio --60 millones--, cuando empezaron las obras bajo el mandato de Jordi Hereu.

Tras casi una década de obras, reabrió el pasado mayo con 226 establecimientos y una superficie total construida de 53.388 metros cuadrados distribuidos en cinco niveles. En sus primeros tres meses de existencia, 2.278.000 personas visitaron el mercado, una cifra donde se mezclan compradores, visitantes y turistas, dado el alto valor arquitectónico del inmueble.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información