Menú Buscar

Los CDR cortan ahora el centro de Barcelona

Unos 300 radicales se manifiestan por diversas calles de la Ciudad Condal pidiendo la libertad de los presos del 'procés' y la secesión

08.12.2018 21:07 h.
4 min

Los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR) han cortado hoy sábado varias calles del centro de Barcelona, incluyendo la avenida Diagonal, una de las principales arterias rodadas de la Ciudad Condal. Unos 300 radicales se han concentrado ante la sede de la Delegación del Gobierno en Cataluña, lugar desde donde se han desplazado a taponar algunas vías.

La manifestación, convocada por el colectivo Adic, esto es, los funcionarios independentistas de la Generalitat, se ha centrado en pedir la libertad de los presos del procés, investigados por organizar y orquestar el referéndum unilateral de secesión del 1 de octubre de 2017 y la posterior declaración unilateral de independencia (DUI) frustrada. Pese a que llevan toda la semana concentrándose en el mismo punto, ni Mossos d'Esquadra ni Guardia Urbana han impedido que los activistas se desplazaran por el corazón de la capital catalana sin impedimentos.

Corte en la AP-7

La movilización de la capital catalana, convocada por las redes sociales, se suma al corte de la autopista AP-7 que han efectuado los CDR durante todo el sábado. Los antisistema han entrado a la vía rápida a la altura de L'Ampolla (Tarragona) con neumáticos rociados con gasolina, ramas de árbol y cadenas a las siete de la mañana y seguían allí trece horas después. Los Mossos d'Esquadra se han abstenido de dispersarlos, pese a que en algunos momentos el número de independentistas radicales era inferior a los cien.

Pedían los activistas la dimisión del consejero catalán de Interior, Miquel Buch, la liberación de los secesionistas en prisión preventiva por organizar el 1-O y declarar la DUI en octubre de 2017 y la implementación de la república.

Algaradas y crisis política

Las acciones de los CDR en Barcelona y L'Ampolla llegan después de que éstos protagonizaran violentos incidentes el jueves, Día de la Constitución. Los radicales trataron de asediar una concentración a favor de la Constitución en Girona, por la mañana, y reventar un acto de presentación de Vox en Terrassa (Barcelona), por la tarde. En ambos casos se enfrentaron con los Mossos d'Esquadra, que realizaron cargas policiales para evitar que los grupos antagónicos se encontraran. La jornada acabó con tres detenidos, tres heridos y doce agentes lesionados.

Un día después, el presidente catalán, Quim Torra, exigió "cambios" en la Consejería de Interior. Dio de plazo a su titular, Miquel Buch, hasta el martes para purgar su departamento. Tras ello, el propio Torra recibió un correctivo por parte de Artur Mas, también ex jefe del Ejecutivo en Cataluña. El sábado, Mas lamentó que se quiera "politizar a los Mossos", rechazó la dimisión de Buch y vio "inoportunas" las arengas a los CDR, que Torra ha verbalizado en más de una ocasión.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información