Menú Buscar
Los seis participantes en el debate de RTVE en la noche del martes / EFE

Cataluña y la ministra Montero centran el debate a seis de TVE

Pese a que no participaban los primeros espadas y a que coincidía con un partido del Barça, el programa obtuvo una audiencia del 13,4%

9 min

El desafío independentista de Cataluña protagonizó el mayor rifirrafe entre las representantes de PP y PSOE en el debate organizado anoche por RTVE, Cayetana Álvarez de Toledo, candidata del PP por Barcelona, y María Jesús Montero, ministra de Hacienda. "Repita conmigo, no vamos a indultar a golpistas", exigía la candidata popular ante las protestas de la ministra socialista, que pidió respetar los tiempos de la justicia y lamentó el tono de "guardería" del debate.

Pese a que el debate no incluía a los primeras espadas de cada formación, consiguió 2,05 millones de seguidores en el conjunto de España (el 13,4%) y 185.000 personas en Cataluña (8%). El partido Barça-Manchester United obtuvo casi al mismo tiempo una audiencia del 12,5% en Cataluña, pese a que era de pago. La ministra y candidata del PSOE concentró la mayor parte de los ataques, mientras que la cabeza de lista del PP por Barcelona fue la candidata con más protagonismo.

El programa del PSOE

La candidata del PP por Barcelona cargó contra la propuesta del PSOE sobre Cataluña contenida en su programa para las elecciones del próximo día 28, que cree que busca "premiar a los golpistas y abandonar a demócratas y constitucionalistas".

En este sentido, Álvarez de Toledo insistió en varias ocasiones en exigir a la ministra que garantice que el PSOE no indultará a los políticos presos que están siendo juzgados en el Tribunal Supremo por el procés. Recordó el indulto del general Alfonso Armada, condenado por intento de golpe de Estado del 23-F en 1988 por el Gobierno de Felipe González.

La ministra de Hacienda antes de que se iniciara el debate en RTVE / EFE

"Respete la justicia, aún no hay sentencia", respondía en cada ocasión la candidata del PSOE por Sevilla, que consideraba "insultante" a Álvarez de Toledo, a quien recordó que Mariano Rajoy era el presidente del Gobierno cuando el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont huyó de España, cuando el Parlament declaró la independencia o cuando se celebró el referéndum "ilegal" del 1 de octubre.

"¿O es de la opinión de Vox de que entonces representaban la derechita cobarde? --atacó la socialista nombrando por primera vez en todo el debate al partido liderado por Santiago Abascal--. ¿Qué valoración hace del comportamiento de Rajoy?"

Otro de los momentos más tensos a propósito del programa electoral del PSOE se produjo cuando Álvarez de Toledo acusó a los socialistas de identificar en casos de violanción el silencio de la víctima con un "no" a las pretensiones del agresor. "¿De verdad que ustedes están todo el tiempo diciendo si, si, si?", una pregunta que le acarreó el reproche de casi todos los participantes.

Arrimadas, también

Pero además, la representante del PSOE también recibió reproches por la situación de Cataluña por parte de la candidata de Ciudadanos por Barcelona, Inés Arrimadas, quien censuró que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tenga como "socios" a los autores del "golpe de Estado" y quiera "dar más competencias" al president Quim Torra y su antecesor, Puigdemont.

"Sánchez es un peligro público y hay que sacarle a votos de La Moncloa", decía Arrimadas, quien cree que la única garantía contra el separatismo es el candidato de su formación, Albert Rivera, y lamentaba no haber recibido nunca una llamada telefónica de Pedro Sánchez pese a haber sido la candidata más votada en las últimas elecciones autonómicas de 2017.

No habrá independencia

"¿Es usted la presidenta de la Generalitat?", le preguntó Montero, que garantizó que el PSOE no permitirá nunca la independencia de Cataluña ni la celebración de un referéndum de autodeterminación. A su juicio, tanto PP como Ciudadanos están "a lomos de la crispación" y por tanto están "incapacitados para encontrar una solución".

También la número dos de Podemos, Irene Montero, cree que PP y Ciudadanos "no van a ser capaces" de resolver esta situación por su "nivel de sobreactuación". Ante ello apuesta por el diálogo y defiende responder a otros problemas territoriales, como la llegada del ferrocarril a Extremadura, la España despoblada o la situación de los territorios insulares, por ejemplo.

Gabriel Rufián preparándose para el debate de RTVE / EFE

En otro momento del debate, el representante de ERC, Gabriel Rufián, también se enfrentó a Cayetana Álvarez de Toledo por acusar a los líderes de ERC de golpistas. El candidato republicano le espetó: "Golpista era Tejero y posiblemente te vote a ti".

En este contexto, Arrimadas y Rufián también tuvieron su propio rifirrafe. La candidata naranja abrió el bloque sobre política territorial denunciando la "vergüenza" que tuvo que vivir en el Parlamento de Cataluña con el “golpe" que dieron los independentistas y recriminando tanto al PP como al PSOE que no les escucharan cuando avisaban de que eso iba a pasar. "Nos hemos sentido abandonados y vendidos".

Rufián-Arrimadas

Esta introducción sirvió para que Rufián la cortara. "Modérate Inés, que no te van a hacer ministra de Defensa", le dijo, ante lo que la candidata de Ciudadanos respondió: "Soy mas moderada que tu, chaval", y le echó en cara que los independentistas vayan diciendo que España roba a Cataluña.

"En mi vida he dicho 'España nos roba'", se molestó Rufián, quien opina que a él le roban "Rato, Bárcenas, Millet y Pujol". A continuación, pasó a recordar por qué les atacan, porque cuando tenían el 14% del electorado eran "simpáticos", pero cuando fue a votar el 49%, les "difamaron y pegaron". "Todo iba bien hasta que pudimos ganar", alegaba entre interrupciones de Inés Arrimadas poniendo en cuestión esta afirmación.

El cabeza de lista de ERC plantea una mesa de diálogo en la que se recojan todas las sensibilidades de Cataluña. Le gustaría ver en ella a "Inés y Cayetana", pero como la candidata de Ciudadanos le seguía interrumpiendo exclamó: "Si no me dejas hablar imagínate si te vas a sentar en la mesa".

Mejorar la autonomía

Aitor Esteban, el candidato del PNV, se quejaba de que se utilice a Cataluña y Euskadi como "arma electoral". Es "lamentable", dijo para defender que ambas regiones no son "comunidades al uso", sino que hay "una mayoría" que cree que son una nación y quieren otro estatus, el reconocimiento nacional diverso y la bilateralidad.

En este sentido, alegó que la "realidad es terca" y que este sentimiento no viene de hace dos años y por ello, ha planteado que se aborde a través del diálogo, se discuta y "lo refrende la ciudadanía". Recordó que otros países europeos, como Reino Unido, reconocen mejor las peculiaridades de ciertos de sus territorios.