Menú Buscar
Joan Canadell, presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona (CCB), con el 'president' Quim Torra / EFE

Indignación con Canadell por despreciar el Baix Llobregat

El presidente de la Cámara de Comercio cree que el corazón industrial de Cataluña apoyaría la independencia "si se lo explicamos bien"

5 min

Bronca por el trato paternalista, cuando no supremacista, de Joan Canadell al corazón industrial de Cataluña. Las redes sociales han afeado al presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona (CCB) que trate de "evangelizar" al Baix Llobregat, comarca de la que ha dicho que apoyaría la independencia catalana "si se lo explicamos bien".

Así lo ha manifestado en una entrevista en el programa El Suplement de Catalunya Ràdio hoy sábado, 27 de junio. A la pregunta de si es necesario "ensanchar la base" antes de luchar por la secesión catalana, el empresario del sector de las gasolineras ha respondido que "si se explica bien, hasta el Baix Llobregat podría apoyar esa idea".

Arden las redes: "Supremacista"

El paternalismo de Canadell con la comarca-corazón industrial de Cataluña no ha gustado a muchos en las redes sociales. Uno de los que ha criitcado al dirigente independentista, que suena como presidenciable por Junts per Catalunya (JxC), ha sido el eurodiputado de Ciudadanos Jordi Cañas. "Hay que evangelizar a las bestias taradas, ñordos y colonos para que salgan de su salvajismo españolista. Hay que llevar la palabra de Puigdemont y el prusés a Españistán para salvarles. Solo la indapandansia purificará sus almas del pecado", ha bromeado el electo en la Eurocámara.

Carlos Carrizosa, jefe de la oposición en el Parlamento catalán, ha alertado de que "este señor, al que votó el 4% de los empresarios, cree que hasta los del Baix Llobregat entenderían la independencia. Explicándola bien, eso sí. De todas formas la República se declara igual porque la mayoría de catalanes que no la quiere no cuentan". Manuel Rodríguez, diputado naranja, ha advertido de que Canadell ve a los vecinos del Baix Llobregat como "malos catalanes, salvo que adopten sus falsos mantras".

Críticas de otros empresarios

La metedura de pata de Joan Canadell no es la primera que protagoniza el presidente de la entidad cameral. Cuando tomó posesión de su cargo en 2019, ya advirtió de que "no haría absolutamente nada" para que regresaran a la región las empresas que huyeron ante la inseguridad jurídica que provocó el desafío independentista de 2017. En marzo de este año, Canadell se rió de las muertes causadas por el coronavirus en otras autonomías. "La España vaciada", tuiteó el empresario de gasolineras. En abril, aseveró que "España es paro y muerte".

Sus boutades no han gustado en círculos empresariales. Directivos de Fira de Barcelona han afeado al ejecutivo su "supremacismo". Ferran Lemus, director general de la institución entre 1990 y 1992, y Adolf Cabruja, director general de la Fira desde julio de 1992 a 2001, exigieron también a Canadell que abandone la "marrullería" de la que ha hecho gala desde que accedió a su posición.