Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El 'conseller' de Educación (centro), Josep Gonzàlez-Cambray, con el alcalde de Badalona (izquierda) , Rubén Guijarro / GOVERN

Cambray se acoge al plazo de dos meses para responder a la sentencia del 25% de castellano

El 'conseller' de Educación de la Generalitat sostiene que "no cambia nada" y que la inmersión lingüística monolingüe obligatoria en catalán "es un modelo de éxito"

3 min

El conseller de Educación de la Generalitat, Josep Gonzàlez-Cambray (ERC), se ha acogido al plazo de dos meses para responder al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), que este viernes ha declarado firme la sentencia del mínimo de 25% de clases en castellano en las aulas catalanas, tumbando de este modo el sistema de inmersión lingüística monolingüe obligatoria en catalán.

Lo ha dicho en declaraciones a los periodistas tras reunirse con el alcalde de Badalona (Barcelona), Rubén Guijarro, y con directores de centros educativos del municipio después del fallo del tribunal catalán.

"No cambia nada"

Cambray --que lleva a sus hijos a una escuela plurilingüe-- ha sostenido que la situación es la misma que hace dos meses y "no cambia nada". Asimismo, ha dicho que desde la consejería sabían que pasaría porque forma parte del procedimiento judicial: ahora disponen de un plazo de 10 días para notificar al TSJC que han recibido esta comunicación.

"Estamos delante una vez más de un proceso de querer judicializar el modelo de escuela catalana. Un modelo que ha sido de éxito de igualdad de oportunidades y de cohesión social a lo largo de décadas en este país", ha manifestado el conseller secesionista.

Rechaza el porcentaje

Al ser preguntado por si en dos meses acatarán la sentencia, Cambray ha dicho que desde el departamento dan "respuesta y cumplimento" a la Ley de Educación de Cataluña.

Según el conseller, la Ley estipula que todo el alumnado cuando termina cuarto de la ESO logra las competencias tanto en catalán como en castellano: "El aprendizaje de las lenguas no va de porcentajes, va de pedagogía", ha manifestado.

Control de la lengua de los niños

Cambray asegura que han desplegado un Plan de impulso del catalán que, entre otros objetivos, quiere conocer lo que sucede en los centros educativos a nivel lingüístico, una medida que el conseller ve "muy importante" para disponer de datos que permitan, a su parecer, tomar las mejores decisiones.

En esta línea, ha destacado el compromiso del Ejecutivo catalán de desplegar un nuevo marco normativo para "actualizar y afianzar" el modelo lingüístico.