Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Laura Borràs, en el Parlamento de Cataluña, quien desafía al Constitucional / David Zorrakino - EUROPA PRESS

Borràs desafía al Constitucional y mantiene el voto delegado al fugado Lluís Puig

El TC anuló la decisión acordada por la Mesa de la Cámara en marzo del año pasado al considerar que "no tiene cabida en el reglamento del Parlament"

4 min

La presidenta del Parlament, Laura Borràs, ha vuelto a desafíar al Tribunal Constitucional (TC). Ha ocurrido este miércoles por la mañana, cuando ha anunciado que el diputado de Junts, Lluís Puig, que está fugado en Bélgica, mantendrá su voto delegado para la sesión parlamentaria de esta semana.

Ello pese a que el TC anuló la decisión acordada por la Mesa de la cámara en marzo del año pasado al considerar que "no tiene cabida en el reglamento del Parlament" y que ha sido el político quien "voluntariamente ha decidido eludir la acción de la jurisdicción penal española".

Lluís Puig, diputado de Junts
Lluís Puig, diputado de Junts

Críticas de la oposición

El pleno ha arrancado a las nueve de la mañana con las críticas de los partidos de la oposición. El portavoz de Vox, Joan Garriga, ha pedido la palabra para conocer si se había aceptado el voto delegado de Puig. A su pregunta, Borràs ha contestado que cuatro diputados han delegado su voto en este pleno, incluido el del exconseller.

Asimismo, ha recordado que la mayoría independentista de la Mesa acordó mantener la delegación del voto, pese al aviso del Constitucional y al rechazo de los letrados, quienes advirtieron de las consecuencias penales de desobedecer al TC. 

En contra del reglamento

Por ello, Ciudadanos y Vox han anunciado que presentarán una petición de reconsideración a esta decisión, por lo que el órgano rector de la Cámara tendrá que volver a reunirse tras la sesión de control al Govern. Los portavoces de ambas formaciones, Joan Garriga Nacho Martín Blanco, respectivamente, han criticado la "nueva desobediencia" de la Mesa a los tribunales. Y han pedido suspender el pleno hasta conocer la opinión de los letrados. 

Los partidos consideran que la delegación de voto de Lluís Puig no cumple los requisitos del reglamento, como baja paternal o enfermedad. "Lluís Puig no está enfermo, está fugado de la justicia", han añadido. Además, la formación naranja solicita la retirada "de la asignación económica por asistencia a los plenos", ya que el diputado no ha acudido "a ninguna de las sesiones parlamentarias".

Borràs no dimite

Este nuevo desafío coincide en un momento en que Borràs está en el punto de mira por cuatro presuntos delitos de corrupción cuando era presidenta de la Institució de les Lletres Catalanes (ILC).

Este martes, la presidenta de la Cámara compareció para defender su inocencia y para dejar claro que no dimitirá.