Menú Buscar
La consejera de Cultura , Laura Borràs / EP

Borràs adjudicó sin concurso tres contratos a un colaborador

Los Mossos investigan a la 'consellera' de Cultura por su gestión al frente de la ILC

4 min

La consejera catalana de Cultura, Laura Borràs, investigada por los Mossos d’Esquadra por su gestión al frente de la Institució de les Lletres Catalanes (ILC), adjudicó sin concurso público tres contratos a un colaborador suyo, por un valor total de 45.550 euros.

Según publica este jueves El Periódico, Borràs hizo tres encargos diferentes a un programador informático que colaboró en el Máster de la Universidad Autónoma que dirigía la consejera, tal y como recogen los contratos publicados en el portal de Transparencia de la Generalitat.

Además, este colaborador de Borràs también formó parte del grupo de investigación académica Hermeneia, un equipo liderado en su día por la actual consellera de cultura.

Según apunta este diario, Borràs habría presuntamente troceado el importe total, esos más de 45.000 euros, para que por separado no superaran los 18.000 euros, importe límite que en ese momento establecía la ley.

Contratos a dedo

La policía autonómica sospecha que desde la ILC se fraccionaban los encargos de los servicios informáticos para rebajar su coste y así esquivar el concurso público preceptivo.

La información se hacía publica horas después de que los Mossos registrasen el Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información de la Generalitat (CTTI) y la sede de la ILC.

Cambio de versión

Borràs ha negado toda irregularidad en su gestión al frente de la ILC, aunque en declaraciones a tres cadenas de radio (RAC-1, Catalunya Ràdio y SER Catalunya) para aclarar los hechos este miércoles ha acabado por poner en un ‘compromiso’ al conseller de Interior, Miquel Buch, al afirmar en su primera intervención -en RAC-1- que este le había asegurado que los Mossos no la estaban investigando.

"Ayer, cuando hablé con el 'conseller' Buch' y recibí las muestras de apoyo públicas y privadas, me dijo que era la policía judicial, que los Mossos no me estaban investigando", expuso.

Un comentario daba a entender que Buch, jefe político de la policía catalana, había pedido a los Mossos información sobre un caso que se encontraba bajo secreto de sumario.

Minutos después, Borràs, esta vez en Catalunya Ràdio, rectificó: "Yo no estaba -durante los registros- y hablé con el 'conseller' Buch porque no me constaba ninguna notificación ni policial ni judicial". 

Luego llegó una tercera intervención en SER Catalunya: "Ayer yo estaba en el Palau de la Generalitat y estábamos al lado el uno del otro -Borràs y Buch- y, precisamente porque lo tenía justo al lado, le dije 'parece que se me investiga' y el 'conseller' dijo 'espera, deja que me lo mire' y me respondió 'no, no se te investiga pero vaya, hay secreto de sumario y no sé nada más', así que en este sentido aclarar que no hay ningún tipo de información que me haya dado el 'conseller' de Interior".

Revelación de secreto

La investigación contra Borràs, que avanzó la Cadena Ser, la lleva a cabo el Área de Delitos Económicos de los Mossos por orden de un juzgado de Barcelona y está bajo secreto de sumario, motivo por el que cualquier filtración hubiera supuesto una revelación de secreto.