Menú Buscar
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, durante el último pleno municipal / EFE

Barcelona Energía: Colau se atribuye otro proyecto que ella no ideó

La alcaldesa de Barcelona presenta el operador eléctrico municipal a bombo y platillo, aunque la iniciativa fue diseñada en 2015 por el anterior alcalde

4 min

Barcelona Energía: Ada Colau se atribuye otro proyecto que ella no ideó. La alcaldesa de Barcelona ha presentado hoy domingo, 1 de julio, el operador eléctrico municipal a bombo y platillo. Ha comparecido en varios medios de comunicación, ha enviado nota de prensa, ha grabado un vídeo en el que canta las bondades del productor y suministrador [ver abajo] y ayer sábado proyectó las iniciales BE en la fachada del Ayuntamiento de Barcelona.

No obstante, Colau se ha olvidado de mencionar que el proyecto es anterior a la llegada de Barcelona en Comú (BComú) al poder. Fue en mayo de 2015 cuando trascendió que el entonces alcalde, Xavier Trias (PDeCAT), anunció que preparaba un embrión de eléctrica municipal que surgiera de la empresa pública metropolitana Tersa. Como ha acabado ocurriendo, el plan de Trias preveía que la comercializadora se apoyara en la planta de generación eléctrica y que el Ayuntamiento de Barcelona fuera su principal cliente.

"Trias la impulsó"

Así, aunque Ada Colau ha subrayado en un vídeo publicado hoy domingo que Barcelona Energía es "uno de los proyectos más importantes del mandato", ha soslayado que fue el anterior equipo de gobierno local el que empezó a poner los mimbres para crear la comercializadora pública, que es la mayor energética pública de España.

Ello no se le ha escapado al consejero de Territorio, Damià Calvet, que en una entrevista en RAC1 ha recordado que "esta iniciativa [del operador energético municipal]  la empezó el anterior alcalde, Xavier Trias, y es algo que hay que poner en valor". Según Calvet (PDeCAT), la "línea que ha seguido Colau la empezó Trias en el mandato anterior".

Proyecto polémico

Pese al tono triunfalista de la alcaldesa, lo cierto es que Barcelona Energía ha sido de todo menos un proyecto libre de sobresaltos. El Ayuntamiento publicó en febrero de 2017 el contrato de suministro de electricidad para la ciudad de Barcelona. Ni Endesa ni Gas Natural concurrieron al mismo, alegando que las plicas de la licitación eran tan rebuscadas que impedían que las empresas pudieran dar solución a problemas como, por ejemplo, la pobreza energética.

Finalmente, el Tribunal Catalán de Contratos del Sector Público (TCCSP) dio la razón a la primera eléctrica y ésta se adjudicó la contrata puente hasta que naciera Barcelona Energía. No contento con esta derrota, el Ejecutivo local de BComú recurrió al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) y se enzarzó con la empresa que dirige José Damián Bogas por el pago de impuestos. Tras ello, la amenazó con una multa de 350.000 en diciembre de 2017. Hasta ahora.