Menú Buscar
Jaume Collboni, segundo teniente de alcalde de Barcelona (i), junto al líder del PDECat en el consistorio, Xavier Trias (d), en una imagen de archivo del 8 de marzo / CG

Barcelona descarta ser sede de los Juegos Olímpicos de Invierno

El Ayuntamiento liderado por Ada Colau certifica que no existe el consenso necesario para la candidatura en 2026 pero deja la puerta abierta a presentarla a posteriori

2 min

El Ayuntamiento de Barcelona no presentará candidatura para ser la sede de los Juegos Olímpicos de invierno en 2026. Lo ha anunciado en rueda de prensa el segundo teniente de alcalde de la ciudad, Jaume Collboni, socio de Ada Colau en el Gobierno local. El socialista ha hecho referencia a las conclusiones pactadas en una comisión con representación de todos los grupos municipales que se habían presentado poco antes.

En ellas, la negativa se sustenta en la falta de un “acuerdo global” para celebrar la cita deportiva. Es decir, al apoyo sin fisuras de la Generalitat de Cataluña y los municipios de los Pirineos catalanes que deberían acoger algunas pruebas llegado el caso. Incluso el PDECat, la nueva CDC, ha dado su visto bueno a esta tesis.

Posibilidad de una candidatura futura

Cabe tener en cuenta que Xavier Trias, líder de la formación y predecesor en el cargo de Colau, ratificó la iniciativa en 2011. Fue Jordi Hereu, alcalde socialista, el que anunció la voluntad de Barcelona de ser de nuevo sede olímpica en enero de 2010.

Se cierra la puerta a la candidatura de los Juegos de Invierno de 2026, pero de forma temporal. En la misma comisión, se ha dejado la puerta abierta a recuperar el proyecto en el futuro. Siempre y cuando exista el consenso político y territorial del que ahora carece.

Promesa electoral de Colau

Colau cumple de este modo una de sus promesas electorales. BComú, la plataforma que encabeza, se opuso frontalmente a la idea en la campaña electoral de 2015. En junio de ese año, tras hacerse con la alcaldía, hizo público que ponía la candidatura en el “congelador”.

La falta de mayoría en el pleno propició que aceptara discutir la operación en una comisión mixta con presencia de todas las formaciones políticas. Se ha salido con la suya con el visto bueno del resto del consistorio.