Menú Buscar
Oriol Pujol Ferrusola, hijo del 'expresident'

La Audiencia de Barcelona ordena el ingreso en prisión de Oriol Pujol

El exdirigente de CiU debe cumplir dos años y medio de cárcel por el 'caso ITV', pero aún puede recurrir

4 min

La Audiencia Provincial de Barcelona ha ordenado el ingreso en prisión de Oriol Pujol, que debe cumplir una condena de dos años y medio de cárcel por cobrar comisiones ilegales en el caso de las ITV.

La magistrada de la sección 20ª ha denegado la petición de suspensión de la pena presentado por el exdirigente de CiU e hijo del expresidente de la Generalitat, Jordi Pujol, por lo que le da un plazo de diez días para entrar de forma voluntaria en un centro penitenciario por los delitos de tráfico de influencias, delito continuado de cohecho y falsedad en documento mercantil.

Recurso a la vista

La resolución puede ser recurrida, por lo que si Oriol Pujol presenta un recurso de súplica en un plazo de tres días se suspendería su ingreso efectivo en la cárcel hasta que la decisión sea firme.

La Audiencia ha desestimado de este modo la petición que el exsecretario general y exportavoz parlamentario convergente había formulado el pasado 10 de diciembre para que le conmutaran la pena por trabajos sociales en beneficio a la comunidad, argumentando que ha reconocido los hechos y que ha reparado el daño causado.

Favoreció a empresarios afines

Oriol Pujol acordó con la Fiscalía la condena de dos años y medio por utilizar su influencia política para favorecer a empresarios afines y cobrar comisiones ilegales, en un intento de amañar la adjudicación de estaciones de ITV y en varias operaciones mercantiles.

La Fiscalía pidió a finales de noviembre su ingreso inmediato en prisión al considerar que de esta forma se cumplirá la "función reeducadora" de la pena, y dada la "naturaleza y gravedad" de la "corrupción política" por la que ha sido condenado.

"Percibió comisiones dinerarias"

La resolución de la Audiencia de Barcelona destaca que Oriol Pujol "cometió tales acciones aprovechando su posición de diputado en el Parlamento de Cataluña", que utilizó su condición política "a fin de conseguir actos administrativos favorables a sus propios intereses económicos y los de empresarios con los que se había concertado", y que "percibió comisiones dinerarias a través de empresas regentadas por su esposa, que procedió a la facturación de trabajos inexistentes, como gratificación de la ayuda prestada a otros (también condenados) en su actividad de intermediación".

Pujol ha reconocido, entre otras cuestiones, haber mediado a favor de empresarios amigos en la reconversión industrial de Sharp en Sant Cugat del Vallès (Barcelona) y la deslocalización de la compañía Yamaha, entre 2011 y 2012.

"Ataque" al Estado de derecho

El tribunal considera que su actuación "ha supuesto un ataque muy importante" al Estado de derecho, pues a su entender afecta a su propia esencia y provoca desconfianza en la ciudadanía hacia sus representantes.

También subraya que no existe ningún elemento que aconseje suspender la pena de Oriol Pujol ya que, con su ingreso en prisión, "se restablece" esa confianza del ciudadano en la norma jurídica, algo "que no se lograría en caso contrario". 

Lea el auto completo sobre el ingreso en prisión de Oriol Pujol