Menú Buscar

Así se abortó un debate de propaganda 'indepe' en la London School of Economics

El nacionalismo quiso monopolizar una conferencia a favor de los dirigentes en prisión preventiva, pero el centro académico decidió garantizar su pluralidad

José Ignacio Torreblanca, Alfred Bosch, Paul Preston, Clara Ponsatí y Aamer Anwar (de izquierda a derecha) en un debate en la London School of Economics, una de las cátedras proindependentistas subvencionadas por el Govern  / EVENTS LSE
04.02.2019 00:00 h.
5 min

La hiperactividad del mundo independentista a la hora de organizar debates favorables a sus tesis es conocida, pero su objetivo no siempre se cumple. La universidad London School of Economics acogió el pasado jueves un debate sobre el futuro de los dirigentes nacionalistas en prisión preventiva que, en un principio, solo tenía que contar con la exconsellera de Enseñanza Clara Ponsatí, su abogado Aamer Anwar y el conseller de Exteriores, Alfred Bosch.

La presencia a última hora del profesor de Ciencias Políticas de la UNED José Ignacio Torreblanca, a instancias del director del centro, Simon Hix, suscitó las críticas de un sector del independentismo así como de digitales como Vilaweb, que acusaron a España y, concretamente, al “embajador español” en la capital británica de presionar a la prestigiosa universidad.

'Fake News'

Pero nada más lejos de la realidad. El centro académico recibió más de un centenar de quejas por la falta de pluralidad que presentaba el cartel. La Fundación Cañada Blanch como el Foro de Profesores, entidad nacida para contrarrestar el relato nacionalista, denunciaron que se trataba de “un acto partidista” que carecía de pluralidad de voces.

En el mismo folleto informativo del debate, titulado What Now? The Political and Judicial future of the Catalan Independentist Movement (¿Y ahora qué? El futuro político y judicial del movimiento independentista catalán), presentaban a Anwar como rector de la Universidad de Glasgow, sin informar de que también es el letrado de la exconsellera huida a Escocia. “Ante estas protestas cambiaron el cartel y me ofrecieron participar”, explica Torreblanca en conversación con Crónica Global.

Captura de pantalla 2019 02 03 a la(s) 16.50.10

Información sobre el debate de la web como del Facebook

Torreblanca es el director de Consejo Europeo de Relaciones Exteriores y, además, traductor al castellano de la obra Sistema político de la Unión Europea (MacGrawhill, 2012) del propio Hix. Así que el profesor británico pidió al también columnista de El Mundo, y ex jefe de Opinión de El País, si podía participar en el debate para garantizar un mínimo de pluralidad.

Reacción del mundo académico

El debate, organizado por estudiantes del Observatorio de Estudio Catalanes de London School of Economics, contó también con el historiador Paul Preston como moderador. Fuentes presentes explican que el público que asistió era plural y que la presencia del politólogo entre los ponentes contribuyó a matizar las opiniones beligerantes contra el Estado y la justicia española de Ponsatí, Anwar y Bosch.

El abogado de origen indio fue uno de los más críticos con España y en alguna ocasión llegó a hablar en primera persona como “nosotros los catalanes”. Lo que le valió la respuesta irónica de Torreblanca al sugerirle que “se presentara a las elecciones” en Cataluña. No es la primera vez que Anwar actúa más como activista que como letrado. En los actos de la Diada de 2018 protagonizó un polémico discurso en el que dijo que “el general Franco estaría orgulloso de la España actual”.

De Marlene Wind a Torreblanca

La presencia de Torreblanca en el debate, así como la de la profesora Marlene Wind en el acto de Puigdemont en la Universidad de Copenhague, han servido para contrarrestar el relato nacionalista. Poco a poco, más académicos españoles optan por estar presentes en los foros universitarios para que los oyentes puedan escuchar diferentes opiniones de la promovida por el nacionalismo.

Esta vez, gracias a la labor de entidades como Foro de Profesores, el nacionalismo ha encontrado respuesta.

¿Quiere hacer un comentario?