Menú Buscar
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, en una fotografía de archivo / EFE

Una asesora de Colau dice estar “ready pa morir”

La dirección de los comunes da un toque de atención a María Corrales, responsable del discurso del partido y procedente de la CUP, por justificar la violencia en las calles

05.11.2019 00:00 h.
5 min

La gota que colma el vaso. Tras una serie de mensajes en las redes sociales en las que justifica los episodios de violencia en las calles en respuesta a la sentencia del 1-O, la ejecutiva de En Comú Podem ha dado un toque de atención a María Corrales. Lo ha hecho después de que la responsable de discurso del partido publicara un artículo con el título “Estamos ‘ready pa morir’: disturbios en Barcelona”.

Corrales parafrasea al cantante de trap Yung Beef, autor de Ready Pa Morir --"mi banda sonora al volver a casa de las movilizaciones de la semana pasada en Barcelona", afirma--, en un escrito publicado en el portal Cuarto Poder, en el que analiza las causas de los disturbios. Pero los comentarios de esta activista, arrebatada a la CUP por el equipo de Colau --fue portavoz de Poble Lliure, integrado en la órbita de la CUP)-- se suma a una serie de entradas en Twitter sobre el enfrentamiento cuerpo a cuerpo con la policía, que estos días han protagonizado radicales antisistema. Comentarios que no han agradado a la cúpula de los comunes, pues tienen lugar en plena campaña para las elecciones del 10N.

Así, el pasado día 19, la asesora de Colau afirmaba que “la primacía del fuego y el enfrentamiento cuerpo a cuerpo con la policía estos días, se explica también por la fuerza de la imagen versus, la acción en sí. Son (somos) generación Instagram”, sostiene en alusión a su edad --tiene 27 años--.

Y el mismo día en que un agente de la Policía Nacional era evacuado tras recibir un fuerte golpe en la cabeza, Corrales publicaba una foto en las redes sociales que, en su opinión, reflejaba la situación: “Libertad o caos”.

En el artículo publicado por Cuarto Poder el pasado día 28, María Corrales afirma que “la confrontación directa con la policía o el uso de la imagen del fuego como recurso" de quien se ha educado en el Instagram y en la cultura audiovisual dan buena cuenta de ello.

Asimismo, la periodista añade que “la escisión entre partidos y sociedad civil hacía tiempo que venía viéndose también en el movimiento popular de raíz independentista. Los CDR evidenciaron la fragmentación de dos estrategias: la visibilización del conflicto, acorde a ciclos políticos de resistencia; y las organizaciones y partidos, cada uno desde su defensa de la unilateralidad (puigdemontismo y ANC) o la ampliación de la base (ERC y Òmnium, con diferencias sustanciales también en cuáles son los elementos que ponen cada uno sobre la mesa para 'ser más'). Es ahí y en la tradición anarquista catalana donde creo que hay que buscar las condiciones subjetivas que han permitido las protestas de estos últimos días”.

El ala independentista de los comunes está dando serios quebraderos de cabeza al partido liderado por Ada Colau, que afronta los comicios del próximo domingo con pies de plomo. Las encuestas de intención de voto no son demasiado favorables para la confluencia de izquierdas que encabeza Pablo Iglesias. La semana pasada, Jordi Rabassa, concejal de Ciutat Vella y Memoria Democrática, reabría el debate sobre el traslado de la Jefatura Superior de la Policía en plena polémica sobre las cargas en las protestas posteriores a la sentencia del Supremo. Ni Barcelona en Comú, ni mucho menos el PSC, avalaron la propuesta.