Menú Buscar
Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos en Cataluña, a su llegada en la XXXIII reunión del Círculo de Economía que se celebra en Sitges (Barcelona) / CG

Arrimadas acusa a Podemos de ser el “salvavidas, muleta y oxígeno del independentismo”

La líder de Ciudadanos asegura que es posible llegar a un acuerdo entre Madrid y Barcelona si se negocia sobre infraestructuras, servicios o financiación

2 min

Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos en Cataluña, ha cargado en su llegada a la XXXIII reunión del círculo de Economía contra Podemos. Ha acusado al partido morado de ejercer de “salvavidas, muleta y oxígeno” del independentismo catalán tras el apoyo del Pablo Iglesias a una “movilización legítima” no vinculante parecido al referéndum unilateral que reclaman algunos sectores de Junts pel Sí y la CUP.

Unas declaraciones que hizo el viernes en Rac 1 que han levantado polvareda. El líder de Podemos pidió un “referéndum legal, reconocido internacionalmente y que tenga efectos jurídicos”. Manifestó que no era posible alcanzar la secesión con una repetición del 9N.

Para Arrimadas, estas palabras no son sorpresivas si se tiene en cuenta que “Colau encabeza manifestaciones independentistas”.

Negociación sobre cosas concretas

En cuanto a la escalada de tensión entre Madrid y Barcelona sobre el procés, la ganadora de la primarias en Ciudadanos ha señalado que “desde hace mucho tiempo sabemos lo que piensan Puigdemont y Rajoy”. Ha instado al presidente de la Generalitat a “hablar de infraestructuras, de servicios, de financiación y con este discurso, con estas propuestas, podremos encontrar un solución”.

Arrimadas considera “evidente” que una negociación sobre cuestiones “concretas que nos interesan a todos” se puede alcanzar un acuerdo. “Pero antes Puigdemont debe reconocer públicamente que se ha equivocado con esa estrategia rupturista que no ha ido a ningún lado”.

La líder de Ciudadanos ha participado en la clausura del encuentro anual del lobby empresarial catalán. El tradicional discurso del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.