Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Pere Aragonès, presidente de la Generalitat de Cataluña / EP

Aragonès rechaza la propuesta de JxCat de incluir a los políticos indultados en la mesa de diálogo

El presidente de la Generalitat recuerda que se acordó que los representantes de ambas formaciones en la reunión con Pedro Sánchez debían ser miembros del Govern

2 min

Nueva división en el Govern. El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès (ERC), ha recriminado al partido de Carles Puigdemont (JxCat) que proponga a los indultados Jordi Sànchez y Jordi Turull para formar parte de la delegación de la mesa de diálogo con el Gobierno. El líder republicano se ha mostrado “molesto” con JxCat por haber anunciado los nombres de su delegación “antes de consensuarlos” con ERC.

JxCat pretendía tensionar la mesa de diálogo con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al enviar a dos juzgados por el Tribunal Supremo y luego indultados por el Ejecutivo. No obstante, Aragonès ha rechazado la propuesta y ha recordado a los posconvergentes que los interlocutores “deben ser miembros del Govern” (algo que no acepta JxCat).

Jordi Puigneró y la paridad

JxCat ha propuesto otros dos nombres: el de la portavoz en el Congreso, Míriam Nogueras, y el del vicepresidente catalán, Jordi Puigneró, el único que forma parte del Consell Executiu. Sànchez es, hoy por hoy, secretario general de Junts per Catalunya y Turull, vicepresidente de la formación. Ambos están, por lo tanto, al margen de la gobernabilidad de Cataluña.

La elección de cuatro representantes para hablar con Sánchez en la mesa iba, además, en contra de la paridad con la formación que lidera el Govern. De hecho, ERC envía, por el momento, a tan solo tres miembros: Aragonès, Laura Vilagrà y Roger Torrent.