Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Pere Aragonès (ERC) en la conferencia presidentes autonómicos en la que participó la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen / EFE

La presencia de Aragonès en la Conferencia de Presidentes abre un intenso debate en ERC

Presiones económicas y políticas abocan al 'president' a abandonar su estrategia de “silla vacía” y su reivindicación identitaria, para asistir a la cumbre donde se abordará la situación de Ucrania

4 min

Acudir o no acudir a la Conferencia de Presidentes. Este es el debate que ahora mismo hay en ERC. Como se sabe, el presidente Pere Aragonès practica la política de “silla vacía” en las reuniones multilaterales convocadas por Pedro Sánchez. La próxima tendrá lugar el domingo en La Palma y la excusa hasta el momento para ausentarse era el escaso tiempo que se dedican a determinados asuntos. Pero en esta ocasión, la situación en Ucrania va a protagonizar ese encuentro. Se trata de un tema en el que, con sus competencias limitadas, la Generalitat ha demostrado un gran interés.

De hecho, la acogida de refugiados que huyen de la invasión rusa marca la agenda del Govern. De ahí que un nuevo plante sería absolutamente incoherente con el discurso que los dirigentes de la administración catalana han mantenido estos días. Renunciar a debatir los recursos necesarios para atender a esas víctimas del conflicto bélico equivaldría a un desinterés contrario a lo que predica Aragonès.

Refugiados de la guerra en Ucrania, a la llegada a Barcelona-Sants /  LUIS MIGUEL AÑÓN (CG)
Refugiados de la guerra en Ucrania, a la llegada a Barcelona-Sants / LUIS MIGUEL AÑÓN (CG)

Pero la presión, tanto económica como política es máxima, por lo que parece que el presidente catalán se estaría replanteando su ausencia. Fuentes de Presidencia aseguran a Crónica Global que, a día de hoy, no hay nada decidido y que los únicos que pueden hablar de la agenda de Aragonès “somos nosotros”.

Lo cierto es que, según ha podido saber este diario, el presidente ha abordado la cuestión con sectores empresariales, que le instan a acudir a la conferencia de presidentes para que Cataluña “no se quede sin voz ni voto al decidir el reparto de refugiados y las ayudas para acogerles”. El president, consciente de que no puede eludir la cuestión, se mostró más flexible, aunque pidió discreción porque “no quiere visualizar que acude a la reunión porque el mundo empresarial se lo pide”.

Tragedia frente a identidad

La conveniencia/necesidad de que el republicano asista a la cumbre de presidentes ha abierto un intenso debate en ERC, así como en el núcleo de confianza de Aragonès, conscientes de que, en plena tragedia bélica, sobran reivindicaciones identitarias.

PSC-Units, Ciudadanos y PP también han exigido a Aragonès, que participe en la Conferencia de Presidentes, ya que es "la mejor manera" de representar a los catalanes, en lugar de "dejar la silla vacía" o hacer "campana".

Precisamente hoy, el vicepresidente y consejero de Políticas Digitales y Territorio, Jordi Puigneró, y la consejera de Acción Exterior y Govern Obert, Victòria Alsina, visitan el punto de recogida de ayuda humanitaria para Ucrania que se ha habilitado en la nave logística del Puerto de Barcelona. Les acompañarán el presidente del Puerto de Barcelona, Damià Calvet, el cónsul general de Ucrania en Barcelona, Artem Vorobyov, y el director del Banc dels Aliments, Lluís Fatjó-Vilas.