Menú Buscar
El vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, en un desayuno informativo / CG

Aragonès acusa a Sánchez de buscar “una emergencia nacional”

El nuevo hombre fuerte de Esquerra mantiene el pulso soberanista con la petición de una mesa de negociación que acepte la autodeterminación

4 min

En la retórica Esquerra Republicana no ha cambiado. El vicepresidente de la Generalitat y nuevo hombre fuerte de ERC, Pere Aragonès, ha acusado a Pedro Sánchez de “buscar una emergencia nacional” que le permita “una gran coalición con el PP”. El argumento de Esquerra, en estos momentos, es el mismo que el de Podemos, con la intención de plantear una disyuntiva de cara al 10N, o gran coalición o negociación de Sánchez con el independentismo, en una mesa de diálogo que acepte hablar de la autodeterminación.

Aragonès ha protagonizado un desayuno empresarial, con la asistencia del presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, y los líderes sindicales, además de buena parte de miembros del Govern. El también consejero de Economía ha insistido en que la pretensión de Sánchez es “alimentar el conflicto con Cataluña”, para poder justificar un gran acuerdo con el PP que “salve el régimen del 78”.

El "derecho legítimo" a la protesta

Esquerra tiene una estrategia a medio y largo plazo, que pasa por gobernar en la Generalitat, y encauzar el problema político con el Gobierno español, sin renunciar al derecho de autodeterminación. Pero ese momento no ha llegado todavía. Este jueves se inicia la campaña electoral para el 10N y los republicanos piden la máxima movilización de los suyos para “forzar al Gobierno de Sánchez –al que dan por ganador— a una mesa de negociación, en la que deberá figurar la amnistía y la autodeterminación”, ha señalado Aragonès.

Pero el Govern podría dar un primer paso para buscar ese diálogo. Preguntado Aragonès por Crónica Global sobre por qué el Ejecutivo catalán no llama a dejar de las movilizaciones en la calle y los cortes de carreteras, como un signo de que se prestará a un diálogo posible tras el 10N, el consejero de Esquerra ha condenado “los actos violentos” en esas movilizaciones, pero ha defendido el “legítimo” derecho a la protesta, del mismo modo que “diversos colectivos protestan periódicamente frente al departamento de Economía”.

Contra Sánchez

Con un lenguaje duro, Aragonès ha cargado contra Pedro Sánchez por tener “miedo” a ese diálogo, y pretender un gran acuerdo con el PP. Ese es el mantra ahora de los republicanos y de Podemos, que desean ofrecer la imagen de Sánchez como un dirigente volcado a un acuerdo con la formación de Pablo Casado.

Esa política de Sánchez, a juicio de Aragonès, “sólo puede provocar que el conflicto se enquiste, se cronifique, por lo que el diálogo, aunque no se llegue a acuerdos en un primer momento, debe comenzar cuanto antes”.

Aragonès ha insistido en que el Govern no podría prorrogar más los presupuestos de la Generalitat, que no se aprueban desde 2017. Se ha mostrado esperanzado en que se podrán aprobar y por ello presentará las cuentas en las próximas semanas. Pero el único socio posible, los Comuns, ya se han distanciado. Eso obligaría, para Esquerra, a convocar unas elecciones al Parlament, algo que no desea el presidente Quim Torra y su partido, Junts per Catalunya.