Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ramon Tremosa, Carles Puigdemont y Aleix Sarri, que fue asesor de Torra con un sueldo de 80.000 euros / CG

Un exasesor de Torra y Tremosa pide "un sistema financiero propio" en Cataluña

Aleix Sarri, candidato a las primarias de JxCat, alienta las teorías de la conspiración en materia económica y pide que el partido facilite la implantación de "nuevos bancos que nazcan en internet"

3 min

La capacidad del independentismo de crear teorías de la conspiración y culpar a España de todos los males de Cataluña parece no tener límites. También en el ámbito económico. Alentadas incluso por conocidos representantes de los partidos que gobiernan la Generalitat. Es el caso de Aleix Sarri, exasesor de los expresidentes Quim Torra y Carles Puigdemont y del actual conseller de Economía, Ramon Tremosa, que este fin de semana se presenta a las primarias de Junts Per Catalunya (JxCat) con la reclamación de "un sistema financiero propio" para Cataluña.

"Todo se lo ha llevado Madrid". Así resume Sarri la quiebra de las cajas catalanas --fenómeno que también se dio en las del resto de España tras la crisis de la última década-- y la concentración del sector bancario en unas pocas entidades en un vídeo propagandístico difundido en sus redes sociales.

"Controlados por el Gobierno"

Sarri acusa a dicho "oligopolio bancario" de estar "controlado a través del Gobierno español", al que atribuye la "capacidad para decidir quién tiene crédito y quién no" (sic). "Lo vimos en octubre de 2017, cuando en medio de nuestro proceso de independencia, la banca española decidió que tomaba partido, que no era neutral. No lo podemos volver a permitir", afirma en su vídeo promocional.

Aleix Sarri, pidiendo un "sistema financiero propio" en sus redes sociales
Aleix Sarri, pidiendo un "sistema financiero propio" en sus redes sociales

De este modo, el aspirante a ser diputado con JxCat tras las próximas elecciones autonómicas propone crear "un sistema financiero propio" catalán y que la formación posconvergente lidere "un cambio" que facilite la implantación de "nuevos bancos nacidos en internet", o cooperativos, o bien la llegada de la banca internacional para eludir así a la española.

Según Sarri, este modelo sería a panacea para tener "más crédito y más barato para nuestra gente, para los proyectos innovadores que nacen en Cataluña, y que necesitan el apoyo de nuestro sistema financiero".