Menú Buscar
Xavier García Albiol, presidente del PP en Cataluña, en un acto del partido / EFE

Albiol deja su escaño y abre la puerta a un nuevo líder del PP catalán

El dirigente popular no quiere esperar, como le pide Pablo Casado, y convoca un congreso para noviembre con Alejandro Fernández como el mejor colocado

05.10.2018 13:12 h.
3 min

Se acabó la etapa de Xavier García Albiol al frente del PP catalán. No ha querido esperar, como le pedía Pablo Casado a después de las elecciones municipales, y deja su escaño en el Parlament, con la convocatoria de un congreso que se celebrará el 10 y 11 de noviembre.

Albiol se quiere concentrar en su candidatura como alcaldable por Badalona, y por ello deja su acta de diputado en el Parlament. Pero el presidente del PP catalán quería zanjar algo que se lleva discutiendo desde hace meses en el partido y que se intensificó con las primarias en el PP que dieron la victoria a Pablo Casado. Con un cambio de dirección, con un candidato que había ganado a María Dolores de Cospedal, --la secretaria general del PP que apoyó con firmeza a García Albiol-- el cambio al frente del PP catalán era obligado.

Fernández, con Casado

Sin embargo, y ante el inicial desencanto de algunos dirigentes del PP, Casado optó por esperar. Quería conocer los resultados de las elecciones municipales para saber la situación real del PP catalán. Eso ya no será así. Albiol, que siempre le interesó la alcaldía de Barcelona, tras haber sido alcalde y ganar las elecciones –una coalición de izquierdas le dejó en la oposición—no quería seguir al frente del PP.

Quien emerge con más fuerza es Alejandro Fernández, actual portavoz del PP en el Parlament, con ascendencia en las bases, que hizo campaña por Casado desde el primer momento, y que desea rearmar ideológicamente al partido con una línea clara de centro-derecha, y antinacionalista sin complejos.

Sólo 4 diputados 

Albiol se ha expresado este viernes con claridad: “He solicitado al presidente del PP, Pablo Casado, la convocatoria de un congreso extraordinario para escoger a un nuevo presidente del PP de Cataluña para que pueda seguir con la noble tarea de mantener la bandera de la democracia y la convivencia”, ha asegurado. El presidente del PP catalán se va tras unos resultados electorales desastrosos, con cuatro diputados en el Parlament.

Sin embargo, Albiol ha optado por un mensaje más conciliador en los últimos meses en la política catalana, marcando distancias con el discurso más atrevido y agresivo de Ciudadanos. Una de las diferencias se vivió este verano. Mientras Ciudadanos inició una campaña de retirada de lazos amarillos, el PP consideró que no iba a entrar en esa polémica. Posteriormente, Albiol sí se puso al servicio de todos aquellos que hubieran sido amenazados o querellados por retirar los lazos, y ofreció el servicio jurídico del PP.