Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Manifestantes contra el encarcelamiento de Pablo Hasel en Barcelona, parte de ellos con sus mascarillas bajadas / PABLO MIRANZO

El 23F irrumpe en la negociación independentista y el vandalismo de Hásel

JxCat, ERC, Sobiranistes, CUP y PDECat firman una declaración contra el régimen del 78 que, aseguran, ha generado las protestas por el encarcelamiento del rapero

3 min

En un intento de demostrar quién es el garante de las esencias independentistas, ERC, Junts per Catalunya (JxCat) y CUP se han sumado a una declaración sobre el golpe del 23F en la que se habla “operación de Estado para salvar el régimen del 78”.

Estas tres formaciones, que se encuentran en plenas negociaciones para formar gobierno tras las elecciones catalanas del 14 de febrero, secundan un documento junto a Sobiranistes, PDECat, EHBildu y BNG en el que enmarcan las protestas por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél en un régimen del 78 que, según dicen, se quiso “salvar” con ese golpe de Estado. De hecho, en los últimos días se han podido ver pancartas en esas movilizaciones contrarias a ese régimen, y quema de fotografías del Rey.

La iniciativa supone un órdago para PSOE y Unidas Podemos, que gobiernan España, así como para socialistas y comunes en Cataluña, inmersos en las negociaciones para formar un ejecutivo catalán, donde debería primar, a su juicio, las políticas de izquierdas frente al bloque independentista. PNV, ERC, CUP, Compromís, Bildu, JXCat y BNG no han acudido a los actos organizados en el Congreso para conmemorar el 23F.

"Operación de Estado"

“Hace hoy 40 años, tras los acontecimientos del 23F, una operación de Estado reforzó y blindó los pilares y valores del régimen establecido en la mal llamada transición democrática española, con la figura del Rey y el Ejército como sus mayores garantes. Pilares antidemocráticos de donde nacen la represión, la desigualdad, la injusticia, la corrupción, la conculcación de derechos y el recorte de libertades que se mantienen hasta el día de hoy”, indica ese comunicado.

“Estos días vemos en las calles el descontento social, la protesta, y hartazgo frente a estas taras democráticas que el Estado español leva décadas arrastrando”, añaden.

Los partidos firmantes han registrado una iniciativa conjunta para exigir que, 40 años después del 23F, se conozcan con exactitud cada documento, cada grabación, cada información significativa que obre en poder del Estado español y que aporte "luz y taquígrafos" a los verdaderos acontecimientos que alumbraron el Golpe de Estado del 23F. Todo ello, con la vista puesta al próximo 12 de marzo, fecha límite de la constitución del Parlament.