Menú Buscar

El culpable de todo

Ramón de España
4 min

Llevábamos cierto tiempo sin saber nada de esa adorable pareja de abuelitos que componen Jordi Pujol y Marta Ferrusola cuando una foto de ambos yendo a votar el domingo pasado nos recordó que seguían vivos y dispuestos aún a dar mucha guerra. En el colegio electoral, por llamarlo de alguna manera, nadie les insultó ni les recordó que eran unos golfos apandadores que se han pasado la vida ordeñando a la patria en su propio beneficio, nadie se acordó de que el uno evadía impuestos mientras creaba la estructura mafiosa del 3% ni de que la otra había criado a una camada de delincuentes financieros. Se les trató como lo que realmente son: los padres de la patria.

Y es que esta Cataluña que ahora disfrutamos se la inventaron ellos hace casi cuatro décadas. El lema de Pujol era, como todos sabemos, primer paciencia, després independència. A él le tocó la paciencia y a su más reciente sucesor, la independencia. Y en su condición de visionario y principal fabricante del paisito que ahora tenemos --ayudado por presidentes españoles miopes y cortoplacistas--, fue a votar con la satisfacción del deber cumplido: Cataluña ya está partida en dos y el odio al vecino se disfraza de democracia de la buena. ¡Misión cumplida, señor Pujol! La Cataluña con la que usted soñaba ya existe. Lo suyo sí ha sido astucia y no lo del pobre Artur Mas.

Cataluña ya está partida en dos y el odio al vecino se disfraza de democracia de la buena. ¡Misión cumplida, señor Pujol! La Cataluña con la que usted soñaba ya existe. Lo suyo sí ha sido astucia y no lo del pobre Artur Mas

La independencia, además de un sueño largamente anhelado, es también para la familia Pujol el mejor camino hacia la impunidad. Ya han dicho los secesionistas que se declarará una amnistía para todos los mangantes con coartada patriótica, cuyas trapisondas se olvidarán en aras de la concordia entre oprimidos. Otro motivo de peso para que los Pujol se acerquen a votar, por viejos y achacosos que estén (que lo están). Les preocupa el futuro de sus hijos, y entre acabar en el trullo o poder seguir delinquiendo por el bien de Cataluña, no hay color. La anunciada amnistía también beneficiará al Astut, a Quico Homs y puede que hasta al mayor Trapero, pues todos somos catalanes, y entre compatriotas no vamos a discutir por cuestiones de dinero, corrupción o servilismo paellero, ¿verdad?

Algunos lamentamos que el principal responsable de la Cataluña actual sea un estafador físico y moral que se ha salido con la suya gracias a la complicidad, desidia o estupidez de sus coetáneos. Pero nuestra opinión no le importa a nadie porque ni siquiera se nos considera catalanes de verdad: la Cataluña actual, como todo el mundo sabe, es binaria y se divide en independentistas y fachas.

Artículos anteriores
¿Quién es... Ramón De España?
Ramón de España

Ramón de España (Barcelona, 1956). Autor de nueve novelas y una docena de ensayos, ascendió de las covachas del underground (Disco Exprés, Star, a finales de los 70) hasta los palacios del 'mainstream' (El País, donde colaboró ampliamente en los 90). Actualmente ejerce de columnista habitual en El Periódico de Catalunya y el semanario Interviú. Escribió y dirigió un largometraje en 2004, 'Haz conmigo lo que quieras', y aunque lo nominaron a los Goya, esta sociedad hostil no le ha dejado volver a ponerse detrás de una cámara (pero él insiste). Sus recientes ensayos sobre el 'prusés' y sus circunstancias, El manicomio catalán (2013) y El derecho a delirar (2015), lo han convertido en un personaje de referencia de la disidencia irónica.

Comentar
vsanmcs 07/10/2017 - 01:03h
Cuanto daño ha hecho a la sociedad catalana Pujol. El daño q ha hecho es directamente proporcional a la fortuna q ha hecho junto a toda su familia y amigos convergentes.Todo con la colaboración de los Gobiernos de España de Aznar y Rajoy. Demà independència bo Sr Pujol.Avui una societat catalana trencada pero això a vosté li es igual perque està forrat de calers.
¿Quiere hacer un comentario?