Menú Buscar

El 26J y el principio de incertidumbre de Heisenberg

Manuel Gómez Acosta
5 min

Politólogos, tertulianos, cronistas políticos... han vertido ríos de tinta para intentar descodificar los resultados electorales. Permítaseme una aproximación al escenario político español post 26J utilizando conceptos básicos de la física cuántica. Pido disculpas por adelantado por atreverme a este ejercicio de alto riesgo.

El PP contribuyó a crear Podemos para así debilitar al PSOE, pero una vez debilitado y habiendo cumplido el encargo para el que fue creado, Podemos es un polo que debe ser desactivado

España podría ser un campo electromagnético, es decir, una combinación de ondas que se propagan a través del espacio transportando diminutos paquetes de energía (fotones), que provocan determinados efectos eléctricos y magnéticos de atracción y repulsión. "Cuantos" de energía que en los eventos electorales se agrupan en determinados polos de atracción que son los partidos políticos. En el escenario electromagnético español pre 26J, PP y Podemos son polos opuestos que se necesitaban. El PP contribuyó a crear Podemos para así debilitar al PSOE, pero una vez debilitado y habiendo cumplido el encargo para el que fue creado, Podemos es un polo que debe ser desactivado.

En otro campo electromagnético catalán, fuertemente polarizado, se produce el mismo fenómeno. El polo independentista CDC ERC/CUP TV3, con una fuerte carga magnética centrifugadora, necesitaban inicialmente los "electrones" de la Colau para incrementar la excitación magnética de los 11S . Pero la ambigüedad calculada de Colau, máxima representante de la teoría de la relatividad de Einstein, teoría que explica que "el tiempo no transcurre igual para todos", independentista el 9N, "federalista" en tiempos electorales, mañana ya se verá... hace que Colau pase de aliada a adversaria.

Pasemos a analizar brevemente lo ocurrido después de la activación del campo electromagnético post 26J. Este nuevo escenario vendría definido por el principio de incertidumbre de Heisenberg. El físico alemán, uno de los padres de la mecánica cuántica, intenta explicarnos que en el mundo de las partículas, en un campo electromagnético, existen importantes restricciones para determinar al mismo tiempo la posición y el momento de cada una de ellas y solo podemos definir zonas donde existe la probabilidad de que se encuentren. La política española es un claro ejemplo del principio enunciado por Heisenberg en 1927.

El PP ha ganado claramente pero no tiene la suficiente masa crítica para generar un campo gobernante estable, deberá buscar aliados en espacios afines

El PP ha ganado claramente pero no tiene la suficiente masa crítica para generar un campo gobernante estable, deberá buscar aliados en espacios afines. La entropía de la amalgama Unidos Podemos (UP) dificulta los acuerdos, demasiados electrones libres girando alrededor del núcleo y escasa capacidad disponible para producir energía útil (la gobernanza). El invento UP es difícilmente gestionable, partidos, organizaciones, confluencias... algunos de ellos como En Comu Podem que van por libre y solo obedecen a su lideresa, lo mismo en Valencia, Andalucía... las "mareas" navegan a su antojo, en Euskadi funcionan por territorios forales. Todos amalgamados contra un enemigo común, con eso podrían incluso ganar, pero con dificultad para construir sistemas estables de gobierno.

El campo electromagnético español necesita estabilidad. Estabilidad para poder generar la riqueza que permita reducir la desigualdad, para regenerar nuestro sistema democrático erradicando la corrupción, para activar el vector innovación que haga sostenible el crecimiento. Estabilidad que a través de reformas constitucionales de amplio espectro desactive las amenazas secesionistas evitando una reacción en cadena incontrolada que haría inviable la realidad española.

Hoy por hoy las fuerzas progresistas del cambio, desde la izquierda europeísta hasta el centro, no tienen la suficiente masa crítica para liderar y hacer posible dichas reformas, pero el mañana está más cerca de lo que imaginamos. Hay que empezar a construirlo.

España necesita también un líder catalizador de energías, es decir un presidente del gobierno con autoridad y liderazgo moral para poder dirigir la Nación. Tengo series dudas de que la persona más idónea para esta responsabilidad sea la que ha encabezado la lista más votada.

Artículos anteriores
¿Quién es... Manuel Gómez Acosta?
Manuel Gómez Acosta

Ingeniero industrial. Ha sido director de Relaciones Institucionales del Grupo Alstom en Cataluña (2004-2015) y vicepresidente del clúster ferroviario Railgrup (hasta octubre 2015). Anteriormente fue concejal en el Ayuntamiento de Barcelona por el PSUC (1982-1983), ingeniero industrial de la MTM (1974-1986), director de Cooperación Tecnológica Internacional de TMB (1986-1990), director general de TUBSA (1990-2001) e investigador y jefe de proyectos de estudios de infraestructura del IERMB (2001-2004).