Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Vista de un parque eólico de Endesa en Teruel: las renovables emergen como la solución necesaria / ENDESA

Las renovables ofrecen la solución necesaria para garantizar el futuro de la energía

Acelerar la transición que deje atrás los combustibles contaminantes es clave para luchar contra el cambio climático y abaratar el precio de la electricidad

9 min

El futuro vislumbra grandes cambios en el sector de la energía en los próximos años. Los expertos apuestan por dejar atrás las energías convencionales. La única solución realista al cambio climático pasa necesariamente por la sustitución total de los combustibles fósiles por energías limpias, junto a un uso más eficiente y una mejor gestión.

La pregunta que surge en el ambiente es si habrá energía suficiente para todos si ésta procede exclusivamente de fuentes renovables. La respuesta es que no queda otra alternativa. El cambio climático es el mayor reto al que se enfrenta la humanidad y amortiguar sus efectos es la única forma de asegurar la supervivencia del planeta. La apuesta por energías limpias que no generen emisiones es vital para lograrlo y los datos demuestran que es muy factible conseguirlo.

Los acuerdos de París

Para controlar el incremento de la temperatura del planeta y cumplir con los Acuerdos de París, la Unión Europea (UE) se ha comprometido a ser la primera zona climáticamente neutra en 2050. Para ello prevé reducir las emisiones en al menos un 55% en 2030 y aumentar al 40% las fuentes de energía.

El objetivo es detener el calentamiento global mediante la transformación del panorama energético mundial. Un informe de IRENA (Agencia Internacional de Energía Renovable) plantea opciones para limitar el aumento de la temperatura mundial a 1,5°C y llevar las emisiones de CO2 a un nivel neto cero para 2050.

Ese mismo informe aclara que la capacidad de generación de energías renovables en todo el mundo creció en 260 gigavatios (GW), más de cuatro veces más de lo que creció la procedente de otras fuentes. En España, incluso, el 44% de la electricidad consumida ya proviene de fuentes renovables.

Captura de pantalla 2022 02 01 a las 12.04.12
Objetivos de generación de energía renovable para 2030 / ENDESA

Emergen las renovables

El pasado año, las energías renovables registraron cifras récord gracias a su mayor presencia en el parque generador español. A ellas corresponde el 46,6% de toda la electricidad que se ha producido en el país gracias especialmente a la producción aportada por la eólica y la fotovoltaica.

En el caso de la división renovable de Endesa, Enel Green Power España, hay que reseñar que la producción de energía verde en España corresponde al consumo de cerca de cuatro millones de hogares durante un año. Concretamente, las plantas renovables de la eléctrica española produjeron el pasado año 12.798 GWh de energía limpia. Destaca sobre todo el incremento en la producción de energía solar, un 114% más respecto al año anterior.

Esta capacidad renovable irá en aumento en 2022. Endesa va a seguir creciendo en este sector con el objetivo de lograr una rápida descarbonización del sector eléctrico en 2040. Un camino que ya se inició al realizar mayor inversión en economía circular, y al consolidar avances significativos en movilidad eléctrica, almacenamiento de baterías, tecnologías digitales e inteligencia artificial. Los usos directos de las energías renovables, incluida la bioenergía y el hidrógeno verde, ya están aportando soluciones muy necesarias en el transporte, la construcción y la industria.

plantacion planta solar placas TOTANA
La planta solar de Endesa en Totana (Murcia) refleja la convivencia entre tecnología y agricultura / ENDESA

Globalización

En los próximos 25 años, la mayoría de los países invertirá muchos millones en energías renovables, como la eólica y la solar, porque son inagotables.

En algunos de ellos, el cien por cien de la electricidad generada ya procede de fuentes renovables. Y otros muchos en los que ese porcentaje es mayor del 80%, como Austria, Uruguay, Nueva Zelanda, Noruega, Islandia, Dinamarca, Costa Rica, República Centroafricana y Brasil.

Acelerar el proceso

La ventaja de utilizar las fuentes renovables es, además de una mayor rentabilidad, la disminución de la contaminación al dejar de emitir a la atmósfera millones de toneladas de CO2. Los datos confirman que las energías renovables se han convertido en las fuentes de electricidad más baratas en muchos mercados. Por ello, cuantas más renovables entren en la producción de energía, más bajará el precio de la luz, especialmente si en el futuro se apoya en factores como la innovación tecnológica o la digitalización.

Actualmente se esta utilizando una mínima parte de estos recursos por lo que es preciso acelerar el proceso de explotación de energía limpia y distribuirla para que llegue a toda la población y para que acceder a ella sea un derecho y no un lujo de unos pocos como ocurre en el tercer mundo. Para facilitar este acceso y mejorar su reparto, es fundamental cambiar la forma en que se gestionan estos recursos energéticos para que lleguen a todos de forma equilibrada y a un precio justo y accesible.

La descarbonización

Actualmente, el precio de la electricidad se ha encarecido en el mercado mayorista producido por el elevado precio del gas, que sigue siendo fundamental para producir electricidad. Las energías renovables no dan todavía la estabilidad necesaria para poder garantizar el suministro eléctrico y esta circunstancia influye inevitablemente en el encarecimiento de la factura de la luz.

La energía producida por fuentes renovables es más barata y además permite reducir la enorme dependencia de los combustibles fósiles. La descarbonización es fundamental para que el acceso a la energía deje de estar sometido a las fluctuaciones del precio. Y es que la energía con un coste variable más bajo es la renovable, pero en España todavía no está suficientemente desarrollada y no es posible cubrir toda la demanda solo con este tipo de energía.

Un sistema viable

La viabilidad de un sistema eléctrico cien por cien renovable comienza a estar fuera de toda discusión. La clave está en combinar las distintas tecnologías renovables disponibles (termosolar, fotovoltaica, eólica, hidráulica…) de forma que siempre exista la capacidad de producir la energía necesaria.

Además, con todos los objetivos medioambientales establecidos por la UE, está también más que demostrado que el sistema energético basado en energías contaminantes es insostenible, ya que conduciría irremediablemente a un notable incremento del precio de la electricidad.

innovacion en distribucion destacada.jpg.resize.1200.480.center.center (1)
Iluminar una ciudad con energías limpias es factible / ENDESA

La gran apuesta de Endesa

Endesa apuesta firmemente por la transición energética. Ya el pasado año, la eléctrica española produjo un 85% de energía limpia, erigiéndose en la eléctrica integrada con menos emisiones de la península Ibérica.

Para mantener este porcentaje tiene previsto invertir 31.000 millones de euros hasta 2030 hasta llegar a ser 100% renovable en 2040. De ese modo, adelantaría diez años el límite marcado por la UE para reducir a cero las emisiones de gases de efecto invernadero. Esta estrategia será la clave para luchar contra el cambio climático y, a la vez, abaratar el precio de la electricidad.