Cataluña concentra la mitad del fraude energético registrado en toda España

Endesa detectó en 2017 cerca de 34.000 casos en las cuatro provincias y recuperó 412 millones de kWh de energía, lo que equivale al consumo eléctrico de Girona ciudad en un año

Una imagen de contadores domésticos en viviendas
03.05.2018 00:00 h.
4 min

El fraude eléctrico continúa a la orden del día, y los datos son abrumadores. Durante 2017 Endesa detectó 34.000 casos de fraude eléctrico en Cataluña, lo que representa un 50% del total registrado por la compañía en toda España. De esta manera, Endesa ha conseguido recuperar más de 412 millones de kWh defraudados, una cifra que equivale al consumo eléctrico de la ciudad de Girona en poco más de un año. Hubo 68.000 casos en total, con 761 millones de kWh de energía recuperada.

Desde la compañía señalan que la alta detección de fraude en Cataluña no tiene por qué estar motivada necesariamente por una tasa mayor de engaño en esta comunidad autónoma, sino que puede responder a un mayor número de inspecciones en este territorio. En este sentido, destaca la colaboración de Endesa con Mossos d’Esquadra y Policía Local, que ha permitido aumentar la eficacia de los controles y localizar puntos concretos donde se cometía fraude energético.

En concreto, una de cada cinco inspecciones realizadas por la compañía permitió detectar algún tipo de fraude. En el 40% de los casos se trataba de conexiones directas a la red por parte de usuarios sin contrato, mientras que el resto de fraudes consistían en dobles conexiones o manipulaciones de los equipos de medición.

Reducción de pérdidas

En los últimos tres años, Endesa ha conseguido reducir cerca de un 7% las pérdidas por mal uso energético gracias a las nuevas revisiones y medidas adoptadas para combatir el fraude.

Más allá de las cifras, la compañía destaca que las trampas son, sobre todo, un grave peligro para la seguridad y la salud de las personas. La manipulación de los aparatos de red y contadores por usuarios inexpertos puede derivar en incendios de instalaciones e incluso de las viviendas, tal y como ha sucedido en numerosos casos en los últimos años.

Fraude de grandes consumidores

Pese a que el prejuicio generalizado sobre el fraude energético se asocia a hogares o familias en riesgo de vulnerabilidad energética, la mayoría de los casos detectados por la compañía han sido llevados a cabo por grandes consumidores, como empresas industriales y de servicios o negocios particulares con facturas de gran consumo.

La inversión de Endesa para combatir el fraude en estos últimos años ha mejorado considerablemente. La introducción de las herramientas de análisis como el Big Data, así como el aumento de las inspecciones y las nuevas tecnologías han permitido detectar más rápido y más casos de fraude.

La importancia del Big Data

Entre las nuevas herramientas existentes destaca la videoscopia, que ha permitido inspeccionar instalaciones subterráneas, o entre paredes inaccesibles a simple vista por los revisores. Asimismo, el Big Data ha facilitado el contaje de los datos históricos de los consumidores, donde gracias al uso de logaritmos se ha creado un cálculo medio para identificar posibles irregularidades.

Con estas nuevas herramientas, la compañía prevé reducir el fraude energético durante este 2018, así como mejorar la seguridad de los usuarios en las instalaciones y dispositivos.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información