Menú Buscar
Un trabajador desinfecta una terraza en Barcelona para la vuelta a la "normalidad" / EFE

Vuelta a "la normalidad"

2 min

La vuelta a la “normalidad” de la fase 1 ha desatado todo tipo de polémicas y de interpretaciones, sobre todo, en lo referente al sector de la restauración. Sin embargo, la vuelta a la “normalidad” es algo complejo. Las tiendas abren con cita previa o con pacientes esperas en la calle, las industrias están recuperando su pulso aunque todavía a la espera de pedidos, los bares abren sus terrazas, los peluqueros van a destajo tras dos meses de aislamiento, las gasolineras empiezan a servir el preciado líquido, los transportes públicos aumentan su frecuencia y las empresas de servicios van dejando, paulatinamente, el teletrabajo y empieza la reincorporación.

La administración no es ajena a esta reincorporación. No será fácil ni rápida. Sirva este ejemplo. A partir de hoy y durante esta semana, la Tesorería de la Seguridad Social en Cataluña inicia la reincorporación de su personal en las oficinas de Vilanova i la Geltrú, Vic, Berga, Mollet del Vallès, Igualada y Vilafranca del Penedès. El día 1 lo hará el resto y también lo harán los CAISS del Instituto Nacional de la Seguridad Social.

No lo harán todos. Un máximo de un tercio del personal según se desprende de las reuniones de la dirección con los sindicatos. Se preserva al personal “vulnerable” y se está a la espera de la disponibilidad del conjunto de la plantilla atendiendo a las medidas sanitarias. De momento, no se descarta el teletrabajo y todo indica que “la normalidad” tardará en llegar porque surgen incógnitas que hacen su retorno como muy complejo. Y no serán los únicos.